Un total de 156 expositores nacionales y extranjeros presentan hasta el próximo viernes 15 de enero sus "tecnologías ponibles", un mercado que se estima que alcanzará los 12.000 millones de dólares en 2018, según datos de la organización.


La segunda edición de la Wearable Expo, feria de la tecnología ponible, arrancó hoy en Tokio

La segunda edición de la Wearable Expo, feria de la tecnología ponible, arrancó hoy en Tokio para llevar a la capital nipona las últimas novedades de un sector en auge en el que las gafas inteligentes siguen siendo la apuesta más potente.

Concebida como escaparate para el sector empresarial, las “SmartGlass” volvieron a ser el principal atractivo de la Wearable Expo 2016, con el terminal del gigante de la electrónica Toshiba como una de las propuestas destacadas de la organización.

La también nipona Brother Industries repitió en el evento con su modelo monocular WD-200S, capaz de conectarse a instrumental médico para mostrar imágenes en 3D durante operaciones, así como ecografías o radiografías durante otras intervenciones.

La fiebre de los relojes inteligentes desatada tras el lanzamiento del terminal de la estadounidense Apple sigue atrayendo a otros fabricantes, como Jawbone, Maxwell Guider Technology y Prologium Technology, que presentaron sus prototipos en la muestra.

Una de las propuestas más innovadoras corre a cargo de la compañía japonesa Anicall ha desarrollado un collar ideado para mascotas que permite conocer el estado de salud de los animales y localizarlos con una sencilla aplicación para “smartphones”.

A través de sensores de temperatura, humedad y presión, los propietarios pueden saber cuáles son las condiciones de sus compañeros, saber con qué otras mascotas portadoras del artefacto han interactuado, e incluso localizarlos en caso de pérdida.

La organización espera que la Wearable Expo, por la que pasaron 18.794 visitantes en su edición inaugural en 2015, se convierta en un “centro del desarrollo de la tecnología portátil, que reúna a todas las tecnologías relacionadas y a profesionales de la industria de todo el mundo”.

EFE