Se trata de la primera vez que Francia disuelve asociaciones culturales con el argumento de que promueven el odio, una medida prevista por el Ejecutivo tras los atentados de París y Saint-Denis del pasado 13 de noviembre. Las asociaciones disueltas mantenían un discurso de odio y apelaban a la yihad, según el ministro del Interior.


Numerosas personas guardan un minuto de silencio como homenaje a las víctimas ante el bar le Carillon de París / EFE

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, anunció hoy que ha tomado la decisión de cerrar tres asociaciones culturales ligadas a la mezquita de Lagny-sur-Marne, a las afueras de París, clausurada el mes pasado por predicar el odio.

Al término del Consejo de Ministros en el que se decidió la disolución de esas asociaciones, Cazeneuve señaló que “no hay espacio en Francia para las estructuras que provocan, que hacen llamamientos al terrorismo o al odio”.

La primera de las asociaciones disueltas se llamaba “Retorno a los Orígenes” y de ella dependían las otras dos, “Retorno a los Orígenes Musulmanes” y “Asociación Musulmana de Lagny-sur-Marne”.

La mezquita de Lagny-sur-Marne, considerada próxima al movimiento salafista, fue clausurada a principios de diciembre pasado, después de que un registro policial permitiera encontrar en su interior un revolver de 9 milímetros de calibre.

El Gobierno también clausuró otras mezquitas, pero de forma provisional mientras dure el estado de emergencia, sin que se haya decidido por el momento cerrar las asociaciones culturales que las dirigen.

EFE