Miles de personas se manifestaron este martes en Plaza de Mayo en contra del presidente argentino, tras la desvinculación del periodista uruguayo de la Radio Continental, un despido que el kirchnerismo vincula a una "presión" del Gobierno sobre la emisora.


El acto para respaldar a Morales.

Con reclamos relacionados con mayor libertad de expresión y contra el “avasallamiento” de los derechos, los manifestantes, tanto independientes como pertenecientes a agrupaciones afines al kirchnerismo, apoyaron al periodista.

Morales, que ayer fue despedido de Radio Continental, fue el único orador del acto desarrollado frente al Cabildo argentino.

Rodeado de exfuncionarios del kirchnerismo, diputados del Frente para la Victoria (FpV), periodistas y artistas, Morales deseó que “quienes manejan la radio”, en la que trabajó hasta ayer, “vean la plaza” y sepan “cuál es la multitud que silencian”.

“Posiblemente no estemos aquí por un periodista, yo diría que estamos aquí por el periodismo, porque hace falta que no nos retaceen (escatimen) la información”, continuó.

El periodista uruguayo criticó también a los medios que “parecen alinearse a un gobierno de derecha terriblemente fuerte” por no cubrir el acto, porque “un pueblo en la plaza merece la atención” de los medios.

En el momento de su desvinculación, Morales había culpado al Gobierno por supuestas presiones a la emisora que lo había contratado.

Esta mañana, en conferencia de prensa, Macri dijo que “lamenta” lo que ha dicho el periodista, porque es “totalmente falso” y por la “larguísima” relación que tiene con él, “siempre con enorme respeto”.

“Me apoyó en muchas ocasiones, antes de convertirse en fanático kirchnerista luego de la sanción de la ley de medios”, aseguró el mandatario.

En el acto de hoy, Morales también se refirió a la polémica ley de Servicios de Comunicación Audiovisual sancionada durante el primer Gobierno de la expresidenta Cristina Fernández, que provocó un conflicto con el grupo Clarín, el mayor grupo multimedios del país.

“Quiero decir ‘viva la ley de medios’ con ustedes”, alentó Morales al público, y miró a Martín Sabbatella, a su lado, hoy en conflicto con el Gobierno por su destitución al frente de la entonces Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual.

En una de sus primeras medidas como presidente, Macri decretó cambios en la ley, disolvió el ente regulador de medios audiovisuales y liberalizó el sector al modificar la cantidad de licencias que puede tener un mismo dueño.

Con un fuerte discurso contra el grupo Clarín, Morales finalizó pidiendo “humildemente” que le devuelvan su programa.

Con las típicas banderas y bombos peronistas, los asistentes a la marcha vitorearon a Morales y a sus acompañantes, entre ellos los experiodistas de “678”, otro programa afín al kirchnerismo emitido hasta el pasado diciembre por la televisión pública.

Julio César Vergara, que se acercó con su familia “para apoyar la ley de medios y a Víctor Hugo Morales”, dijo a Efe que lo que sucedió con el periodista le parece una “injusticia”, un acto similar “a lo que viene haciendo este gobierno”, pues es “una muestra más de la derecha liberal que quiere quedarse con todo y acallar voces”.

Por su parte, Gabriela Ferrari, otra manifestante, aseguró que es seguidora del periodista por su compromiso “con un proyecto, con la ley de medios y con la democracia”, pero que además se presentó en la plaza “porque están avasallando todos los derechos, como la libertad de expresión”.

Ferrari destacó que no esperaba tanta gente por el “miedo a que repriman”, pero ve que la gente está decidida a luchar porque “están despidiendo gente en masa”.

“Vamos a tener que estar siempre en las calles y en las plazas”, concluyó. EFE