La primera cláusula de la resolución insta a las partes en conflicto a permitir el acceso a todas las agencias humanitarias para asistir a la población. Sobre todo, a aquellas personas que están en áreas asediadas en Siria. La segunda exige el fin de los ataques a civiles, incluidos los bombardeos y el lanzamiento de proyectiles.


Una treintena de grupos rebeldes sirios condicionaron hoy su participación en la reunión de paz de Ginebra, prevista para el próximo 25 de enero a que se aplique una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU referida a la ayuda humanitaria y a los ataques a civiles.

Las facciones rechazaron “cualquier operación negociadora antes de que comiencen a aplicarse los puntos humanitarios 12 y 13 de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad”, según un comunicado.

Los grupos insurgentes consideran que “la aplicación de estos artículos es evidente y un derecho humano”.

Asimismo, los rebeldes pidieron a la Comisión Suprema para las Negociaciones -el comité elegido por los opositores para entablar un diálogo con el régimen en Ginebra- que “sea firme en su posición honorable a la hora de rechazar adentrarse en cualquier solución política a través de masacres”.

Las organizaciones armadas afirmaron que han recibido presiones para que presenten concesiones políticas “en el interés del criminal Bachar al Asad (presidente sirio)” y se sienten en la mesa de negociaciones sin condiciones o restricciones.

Entre los 36 grupos firmantes del comunicado están varias brigadas del Ejército Libre Sirio (ELS), así como otras facciones como el Ejército del Islam, la Legión de la Misericordia y el Ejército de los Muyahidines.

El Gobierno sirio reiteró el fin de semana pasado su disposición a acudir a la reunión en Ginebra durante una visita del enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, a Damasco.

La oposición adoptará una decisión sobre su asistencia en los próximos días, aunque se ha mostrado reacia a participar por el aumento de los bombardeos en los últimos meses por parte del ejército sirio y la aviación de Rusia.

La cita en la ciudad suiza forma parte de la hoja de ruta aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU el pasado 18 de diciembre, que además fijó un plazo de seis meses para que ambas partes establezcan un Gobierno de transición, y de 18 meses para la celebración de elecciones.

EFE