Las carteras sanitarias de las provincias argentinas de Formosa, Misiones, Santa Fe, Catamarca y Entre Ríos confirmaron casi 120 casos de dengue, entre autóctonos y personas que han viajado a zonas con un brote de la enfermedad.


Aedes aegypti. Mosquito que trasmite el dengue y zika.

El gobierno de la provincia argentina de Formosa (norte) confirmó hoy 74 casos autóctonos de dengue en ese distrito, según informó la agencia oficial Télam.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa informaron que continuarán con la campaña de prevención en todos los barrios de la capital provincial, y “especialmente en Clorinda”, otro lugar afectado, situado en el punto limítrofe con Asunción del Paraguay.

Los casos se suman a una veintena confirmados en Misiones, cuatro en la provincia de Santa Fe y otro en Entre Ríos, todas ubicadas en el Litoral argentino, donde hubo graves inundaciones por la crecida de los ríos que afectaron a la región en las últimas semanas.

Las inundaciones complicaron el panorama, ya que el agua de lluvia estancada en recipientes son ambientes propensos al mosquito que transmite el dengue, el “Aedes aegypti”, que también es responsable del contagio de otros tres virus: chikunguña, zika y fiebre amarilla.

Mientras tanto, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires confirmó hoy otros 20 casos no autóctonos, provenientes de personas que viajaron a las zonas del brote y regresaron con el virus.

Recientemente, el ministro de Salud argentino, Jorge Lemus, y las autoridades sanitarias de las provincias afectadas por las inundaciones en el noreste del país analizaron las tareas de asistencia y de prevención en las zonas afectadas.

Allí, Lemus solicitó a los ministros “rapidez en la notificación” de casos de dengue y destacó las campañas informativas y de limpieza que los gobiernos provinciales realizan para controlar un aumento de la enfermedad.

El dengue se cobró su primera víctima argentina en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, una mujer de 27 años que había estado internada desde hacía tres días. EFE