Fuentes jurídicas informaron hoy de que la Audiencia Provincial de Madrid ordenó la reapertura de la investigación tras estimar los recursos presentados por varios partidos y la Asociación Justicia y Sociedad, contra el anterior sobreseimiento de la causa.


El extesorero del PP Luis Barcenas tras declarar en la Audiencia Nacional

La Justicia española acordó reabrir el caso de la destrucción de los discos duros de los ordenadores que utilizaba el extesorero del gubernamental Partido Popular (PP) Luis Bárcenas y que estaban custodiados en la sede de esta formación.

Bárcenas está en libertad provisional a la espera de juicio, imputado en una trama de corrupción en la que está acusado de llevar a cabo una contabilidad paralela en el PP (centroderecha).

Los magistrados afirman que “lo jurídicamente decisivo es averiguar la titularidad de los ficheros almacenados en los soportes destruidos”, así como hallar a los responsables que destruyeron los discos duros de los ordenadores.

Estos discos de los dos ordenadores que el extesorero tenía en la sede del PP fueron destruidos por el partido, según comunicó éste a la Audiencia Nacional española, donde se juzga a Bárcenas.

El PP justificó su destrucción con el argumento de que cuando una persona deja de usar un equipo se formatea y, en el caso de que por su cargo hubiera manejado información sensible, se destruye.

Durante dos décadas Bárcenas fue primero gerente y luego tesorero en el PP, partido que gobierna España desde 2011, aunque dejó esa última responsabilidad en 2009, en pleno escándalo por su posible enriquecimiento personal y la presunta financiación irregular del PP.

Según la autora de un libro sobre el extesorero del Partido Popular presentado hoy, la periodista Marisa Gallero, Bárcenas tiene “catorce maletines llenos de documentación”, además de una unidad de memoria externa con la contabilidad B que fue registrando en sus ordenadores destruidos a martillazos.

EFE