El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, subrayó que su país es el ejemplo de "un actor global que asume su responsabilidad ante el desafío del cambio climático", con una hoja de ruta clara para la transición energética que concluirá con el abandono de "combustibles contaminantes".


Enrique Peña Nieto.

“Asegurar un nuevo régimen energético y climático sin frenar el desarrollo económico y social es posible”, remarcó Peña Nieto en su intervención durante la inauguración de la Cumbre Mundial Energía del Futuro, enmarcada en la Semana de la Sostenibilidad de Abu Dabi.

El presidente mexicano insistió en que los países deben mantener el liderazgo político en materia de cambio climático mostrado en la cumbre del clima de París, COP21, e impulsar la innovación e investigación en materia de tecnologías para cumplir el acuerdo pactado en esa reunión.

“México ya está haciendo su parte, impulsando su transición energética hacia fuentes renovables”, subrayó Peña Nieto, quien agregó que “en 2024 el sistema eléctrico de su país funcionará con un 35% de energías limpias y con un 50% en 2050”.

En la actualidad, el 21% de la energía que produce México es de fuentes renovables.

Peña Nieto también indicó que México ha reducido el uso de combustibles fósiles en un 48% entre 2012 y 2015, y que esa disminución ha ido acompañada de una bajada de las tarifas eléctricas.

Asimismo, apuntó que su Gobierno ha invertido 150 millones de dólares en la creación de centros de innovación en energías renovables, especialmente en el sector solar, eólico y geotérmico; y que en la cumbre del clima de París se unió a la coalición de países de “Misión Innovación”.

En esa coalición, impulsada por el multimillonario Bill Gates, 20 potencias mundiales, entre ellas México, se comprometieron a duplicar su inversión en investigación y desarrollo de tecnologías limpias en los próximos cinco años.

Peña Nieto avanzó que su Gobierno continuará promoviendo incentivos fiscales para promover las energías renovables y la eficiencia energética, así como dando microcréditos para pequeñas y medianas empresas. EFE