El fundador de WhatsApp; Ene Koum anunció este lunes que la compañía está eliminando la cuota de suscripción anual del servicio, en un esfuerzo para eliminar las barreras que enfrentan algunos usuarios en el uso del servicio.


La llegada de nuevos competidores como Line o Telegram hizo que Whatsapp se ponga las pilas para mejorar su servicio

“Realmente no funciona bien”, dijo Koum el lunes, hablando en la conferencia DLD en Munich. Señaló que, si bien un dólar al año no puede sonar como mucho, el acceso a las tarjetas de crédito no es omnipresente.

“Simplemente no queremos que la gente piense que en algún momento, su comunicación con el mundo será cortada”, insistió.

Hasta ahora WhatsApp es gratuito durante el primer año y cuesta 99 centavos de dólar por año a partir del segundo en adelante. El fundador aseguró que se va a dejar de cobrar cuotas de suscripción de inmediato, pero es probable que sea recién en un par de semanas para tener plenamente la infraestructura de pagos de todas las versiones de la aplicación.

En cuanto a su nuevo modelo de negocio, WhatsApp dice que va a explorar las formas en las empresas pueden utilizar el servicio para conectarse con las personas, pero dijo que el objetivo es evitar el spam y la publicidad no deseada.

Esta estrategia suena familiar. Es la misma de Facebook Messenger, otro servicio de mensajería independiente de la misma compañía. Con Messenger, Facebook ya ofrece a los usuarios la oportunidad de charlar con las empresas y está construyendo otras características, como los pagos o la capacidad de llamar a un taxi a través de Uber.

Koum dijo que las empresas ya están encontrando maneras de utilizar WhatsApp para llegar a los clientes, pero dijo que la compañía podría hacer esto mucho más fácil. Dijo que la empresa quiere experimentar con diferentes enfoques, pero agregó que “No hemos escrito una sola línea de código todavía”.

En la segunda convocatoria trimestral sobre los ingresos de Facebook el año pasado, el CEO, Mark Zuckerberg, comparó el enfoque en WhatsApp y Messenger para Facebook lo hizo en 2006 y 2007, mientras que algunos pedían que se remuevan los banners de anuncios.

“Lo que decidimos fue porque a largo plazo, los anuncios y la monetización obtienen mejores resultados si hay una interacción orgánica entre las personas que utilizan el producto y las empresas”, dijo.

“Así que en lugar de centrarse en los anuncios , lo que hicimos fue construir páginas (fanpages). De esa manera, muchas empresas eran libres de poder entrar sin inconvenientes a la red social”, cerró.

Recode.net