La primera agrupación de thrash metal en Paraguay, nacida en el año 1984, une nuevamente a sus miembros para brindar un único concierto este viernes 22 de enero, desde las 21:30 horas, en Absoluto Rock (Herrera casi Yegros, Asunción). Las entradas tienen un costo de 25 mil guaraníes y estarán en venta en la puerta del evento.


Emilio Paredes y Felipe Vallejos (guitarras), Isidro Chávez (voz) y Santiago Bernal (batería)

Nacida el 17 de agosto de 1984 en Asunción, Rawhide ha sido inspiración para las siguientes generaciones de músicos y grupos de rock y metal del país. La banda se separó en 1992 y parte de los integrantes formaron Corrosión, otra agrupación icónica para el metal nacional. Es una banda de culto en el metal sudamericano.

Los demos No esperes piedad (1986) y Cacería humana (1988), se han constituido en joyas para los amantes de este género musical. Varias de sus canciones se han convertido en himnos, como el tema “Alma de Acero” o “No Esperes Piedad”, tanto en nuestro país, como en el exterior.

Además de los conciertos que brindó en Paraguay, Rawhide se presentó en varias ciudades de Brasil y Argentina. Si bien los integrantes afirman haber tocado siempre por placer sin mayores aspiraciones, sin lugar a dudas Rawhide dejó las huellas bien marcadas en el sendero del rock y el metal paraguayo.

Ahora Rawhide retorna con sus antiguos miembros, la formación original que grabó el material Cacería Humana, hace casi 30 años atrás. Isidro Chávez (voz); Emilio Paredes y Felipe Vallejos (guitarras); Santiago Bernal (batería) y Jerry Groehn (bajo), se juntan para dar un único concierto este viernes 22 de enero, desde las 21:30 horas en Absoluto Rock.

Compartirán escenario con Rawhide la agrupación de death metal Sadistic Art, Patriarca y Aggressive Squad (thrash metal). Las entradas tienen un costo de 25 mil Guaraníes.