Descripción imposible de 20 chicas (y una mujer) perfectas.


Por José Maria Quevedo

El sambódromo no se termina de llenar. La llovizna amenaza con volverse lluvia y hay que esperar. El comienzo de la sexta noche de carnaval se retrasa dos horas en Encarnación.

En el barco pirata, las chicas (y los chicos) Brahma esperan la señal de Adriana Díaz para apoderarse de la pista. De las miradas. De las cámaras. De la noche entera.

Son algo así como “la elite” de las bailarinas. El Dream Team del carnaval.

La encargada de seleccionar, entrenar y dirigir cada año a las 20 chicas y los cinco chicos que integran este equipo se llama Adriana Díaz. Mirada firme y piernas de acero, la exmiss Argentina 1988 lo controla todo.

 

De ella y nada más que de ella depende que esta constelación de mujeres hermosas brille cada una noche de las ocho noches que dura el Carnaval.

 

Su trabajo comienza en setiembre, cuando abre su archivo y empieza a contactar a las chicas que cree podrían ser parte del staff.

“Voy llamando una por una…sabiendo su estado físico…su edad y disponibilidad…” me cuenta por Facebook.
Adriana es muy exigente. Las chicas que aspiren a colocarse la tanguita roja, los zapatos plateados, las plumas y el brazalete de Brahma deben no solo ser bellas y dueñas de un excelente estado físico, sino también tener una muy buena piel, nada de estrías ni cicatrices visibles, elasticidad para el baile y sobre todo ser disciplinada. (Podríamos decir que Adriana las elige a su imagen y semejanza, pero no lo vamos a hacer).
“No importa si son casadas o solteras. Si tiene hijos o no. Lo importante es asumir el compromiso y entender que representan una empresa de primer nivel.Tienen que sonreír mas allá del cansancio o el estado de sus pies” agrega Adriana.

 

La directora de la agencia Manequeen es quien desde hace doce años elige, entrena y dirige en la pista a las chicas que bailan para la cerveza.
“Mi trabajo como directora de una agencia consiste en cuidar la imagen de mi gente y ofrecerles un medio propicio de trabajo. A la empresa que nos contrata, tenemos que brindarle lo que nos pide…en este caso mostrar belleza y contagiar la alegría del carnaval”.

Adriana Díaz, en el medio de su dream team.
Adriana Díaz, de blanco y en el medio de su dream team.

 

Como no manejo los conceptos del teatro y la danza, lo voy a expresar en términos futboleros: Adriana es una especie de DT; a una señal suya Marily ocupa el lugar de Celeste, Celeste el de Agustina y así, según lo que Adriana crea más conveniente.

Su chicas bailan frente al sector más vip del carnaval. Justo adelante tienen a los camarógrafos y fotógrafos que captan las imágenes que llenaran páginas de revistas y horas de televisión.

 

Frente a las cámaras no pueden estar siempre las mismas, así que Adriana (además de cuidar que sus chicas bailen, sonrían y luzcan espléndidas) debe manejar el “timing” televisivo.

“Para eso estoy todo el tiempo atenta..viendo y cuidando que estén bien…esa es parte de mi labor”.

Pero nada de lo que vemos es improvisado.

“En las practicas tenemos varias ubicaciones…y con el simple hecho de que levante mi mano mostrando un dedo ya saben que ubicación tomar sin perder tiempo”.

Marily Olmedo, diosa de carnaval.
Marily Olmedo, diosa de carnaval.

Marily es una morocha de 20 años dueña de una sonrisa que hechiza. Por su frescura, belleza y energía es una de las que generalmente ocupa los lugares de adelante.

“Para mi en particular, es toda una experiencia nueva porque es mi primer año como bailarina en los carnavales”.

“Estamos en contacto directo con el público que todo el tiempo nos pide para sacarnos fotos, bailar y compartir la misma alegría. Y lo bueno de esto para mi es que me puedan pagar por hacer lo que amo que es ¡bailar!” dice y me pide que destaque que es la gente la que les transmite la alegría que las llena de energía.
Mientras las comparsas desfilan, las chicas de Adriana descansan, comen algo, se hidratan, conversan. Se sacan fotos con los invitados y sobre todo brillan, brillan siempre.

 

 

-Otro dato -me dice Adriana sin que le pregunte nada-

-Mi agencia esta en Encarnación desde hace 25 años, el mismo tiempo que llevo viviendo en Paraguay…Muchos creen que soy de Misiones, pero en realidad soy de Buenos Aires.

 

(Le confieso que yo también creía lo mismo)

-Ah..viste…-Me dice

 

Estoy casi seguro que su comentario no fue al pasar. Muchos cuestionan que la mayoría de las chicas que trabajan en el carnaval son de Misiones.

-Yo no voy a buscarlas (a Posadas)…vienen…Publico por las redes y se presentan de todos lados…Pero pasa que las mejores chicas (de Encarnación) ya están en sus comparsas -Me explica Adriana.
En el casting Tigo (que también estuvo a cargo de Adriana) se presentaron cien chicas. Quedaron ocho. Sin embargo, para Brahma, la selección se hace mediante invitación.

 

Una de las razones es práctica: si la convocatoria fuese abierta, la cantidad que se presentaría ocuparía todo el puente que une Encarnación con Posadas.

-Todas quieren bailar en Brahma. Se ofrecen hasta gratis -Me dice la exmiss.
Antes de terminar nuestro chat, me manda dos fotos de la noche en que fue elegida la mujer más linda de la Argentina. En una está sola con un vestido largo y ajustado “onda sirena” (tampoco manejo los conceptos de la moda). En la otra (con el mismo vestido) sonríe junto a Pele.

 

 

 

Al final, el mal tiempo se rinde. Adriana dice “vamos” y sus maravillosas criaturas cubiertas de lentejuelas saltan a la pista.

Serán casi seis horas de danza encantadora. Verlas bailar, sonreír, divertir y divertirse, es un deleite.

Los cristianos podrán decir que es un milagro. Los musulmanes que es la voluntad de Alá. Yo, que simplemente es el cielo en la tierra a orillas del Paraná.

 

Texto y fotos/JM Quevedo

Edición de videos/Mateo Aquino