El Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas fue el aeródromo europeo de más de 25 millones de pasajeros que registró una mayor subida en el tráfico de pasajeros en 2015, un 12 %, según los datos publicados hoy por la rama europea del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI).


El Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

El tráfico de pasajeros en Europa registro un “fuerte incremento” en 2015 con una subida media del 5,2 %, mientras que solo en la Unión Europea (UE) presentó un aumento medio del 5,6 %.

Por contra los aeropuertos no comunitarios tuvieron un incremento más reducido, del 3,9 %, sobre todo debido a la bajada de la demanda para vuelos entre Rusia y Ucrania, así como por un crecimiento casi plano en Noruega.

El transporte de mercancías en Europa, en cambio, solo creció un 0,7 % debido a que el comercio internacional se mantuvo en niveles bajos.

Entre los aeropuertos grandes de más de 25 millones de pasajeros, tras Madrid-Barajas (con el citado aumento del 12 %), se situaron Estambul (9,1 %), Amsterdam (6 %), Londres Gatwick y Barcelona-El Prat (ambos con un 5,7 %) y Roma (5 %).

Los aumentos más importantes entre los aeropuertos medianos, de entre 10 millones y 25 millones de pasajeros, los registraron el de Estambul Sabiha (19,7 %), Atenas (19,1 %), Dublín (15,3 %), Londres Standsted (12,8 %) y el turco de Esmirna (12,1 %).

En la siguiente categoría de aeródromos, los de entre 5 y 10 millones de pasajeros, destacó el avance del tráfico en el de Milán (18,6 %), Gotemburgo (18,1 %), Berlín (16,9 %), Oporto (16,7 %) y Glasgow (12,9 %).

Por último, entre los aeropuertos más pequeños, de menos de 5 millones de pasajeros, los incrementos más fuertes fueron los del macedonio de Ocrida (53,3 %); Ponta Delgada (29,5 %) en las Azores; el ruso de Astracan (26,1 %), el griego de Santorini (87,6 %) y el rumano de Timisoara (25,8 %).

El director general de ACI Europe, Olivier Jankovec, explicó en un comunicado que “2015 fue un año muy bueno en tráfico de pasajeros, ya que los aeródromos europeos recibieron a unos 1.950 millones de viajeros”.

Jankovec destacó que en general los aeropuertos funcionaron “extremadamente bien”, pese a las huelgas que registraron los aeródromos alemanes y franceses y por los atentados de París.

Asimismo, destacó que el aeropuerto de Estambul fue el tercero más activo de Europa con 61,8 millones de pasajeros, tras el de Londres-Heathrow (74,9 millones) y París-Charles de Gaulle (65,7 millones).

EFE