El estadounidense-paquistaní David Coleman Headley, encarcelado en Estados Unidos, compareció ante ese tribunal a través de una videoconferencia después de que la misma corte aceptara en diciembre absolverle de los cargos en la India a cambio de desvelar información relevante sobre el suceso.


Los atentados de noviembre de 2008 en Bombay (oeste), causaron 166 muertos

Uno de los condenados por los atentados de noviembre de 2008 en Bombay (oeste), que causaron 166 muertos, reveló hoy ante un tribunal indio que los terroristas habían intentando hasta dos veces antes sin éxito llevar a cabo el ataque.

Según Headley, cuyo verdadero nombre es Daood Gilanni, el primer intento se produjo en septiembre de 2008, pero el bote en el que se desplazaban los terroristas desde Pakistán hasta la ciudad portuaria de Bombay chocó contra unas rocas y, aunque perdieron las armas y los explosivos, ellos sobrevivieron.

“El segundo intento para atacar Bombay fue en octubre de 2008, en él estaban envueltos los mismos que participaron en el primer intento, pero fallaron”, aseguró Headley, de acuerdo con las declaraciones hechas a la prensa india por el fiscal Ujjawal Nikam.

El estadounidense-paquistaní, condenado en 2013 a 35 años de cárcel en EE.UU. por ayudar a trazar el plan de los atentados, reconoció haber recibido “formación” en Pakistán por el grupo Lashkar-e-Taiba (LeT), vinculado con los ataques.

“Era un verdadero seguidor del LeT”, dijo Headley, según recoge el diario The Indian Express.

Además, reveló haberse reunido en una ocasión con alguien conocido como “comandante Iqbal” de los servicios secretos paquistaníes (ISI), lo que apoyaría la acusación hecha en 2009 por el Gobierno indio de que “los organizadores fueron y continúan siendo clientes y creaciones del ISI”.

Headley detalló que en los dos años previos al atentado armado del 26 de noviembre de 2008 viajó a Bombay hasta en siete ocasiones, y una más después del ataque, para estudiar los lugares donde perpetrar el atentado y hacer grabaciones de los emplazamientos.

En esa acción terrorista, que se prolongó durante tres días, los atacantes utilizaron rifles de asalto y granadas contra una estación de tren, un centro judío y el emblemático hotel Taj Mahal, con el resultado de 166 muertos y 237 heridos.

Headley tiene previsto continuar testificando mañana a través de videoconferencia ante el tribunal indio.

EFE