El fotógrafo Marco Bogarín quien ofuscado por la prepotencia de los limpiavidrios, reaccionó de manera violenta el sábado y por poco se enfrenta a tres de ellos con un hacha sobre la avenida Mariscal López casi Perú de Asunción, relató su versión de los hechos en el grupo de Facebook 'Paraguayito Estaciona'.


“Muchos hablan de me tendría que haber bancado un rayón en la chapería del auto o un vidrio roto. Pero no piensan que si rompían un vidrio adentro estaban mi hijo menor y mi señora”, comenzó diciendo el conductor.

“Lamentablemente, aprendí a reaccionar ante la injusticia y la extorsión. Nadie puede exigirme pagar por un servicio que no solicité. Tampoco pueden exigirme que me haga cargo de la problemática social que representan los limpiavidrios y los cuidacoches”, añadió.

Declaración de Marco Bogarín
Declaración de Marco Bogarín

Sobre este punto, dijo que para eso, el Estado tiene políticos a cargo de carteras ministeriales que deben diseñar y ejecutar planes para incluir a los sectores marginales dentro de la sociedad. “Estos políticos cobrar jugosos sueldos todos los meses (los mismos que ahora están en Punta del Este, Cancún o Europa de vacaciones!), mientras yo debo decidir si entrego dinero de mi sueldo en cada semáforo producto de una descarada extorsión”, lamentó.

También le dedicó unas lineas quienes deberían estar vigilando la seguridad en la vía pública. “Y la policia? Bien, gracias. Ellos están tranquilos recibiendo parte de el dinero obtenido en los semáforos, para dejar “trabajar” tranquilos a estas personas que delinquen día a día”, profirió.

“No me dejo extorsionar. Y si debo defenderme para no agachar la cabeza cada vez que debo parar en una esquina por el semáforo en rojo, lo haré. Deseo que esto alguna vez cambie (aunque no lo creo!)”, concluyó.