Tenía 47 años. Era médico traumatólogo. Fue detenido en el marco del Operativo Cóndor durante su exilio en la Argentina. Una vez en Paraguay y antes de ser ejecutado, fue interrogado por el mismisimo general Alfredo Stroessner.


 

Según el informe de la Corte Interamericana de DDHH, Goiburu permaneció privado de su libertad en un cuartel de la Fuerza Aérea de Entre Ríos (recordemos que fue detenido en Paraná, capital de dicha provincia).

Desde allí fue llevado en avión a Formosa, entregado a las autoridades paraguayas en Puerto Falcón y derivado al Departamento de Investigaciones de la policía, donde fue visto por testigos con signos de torturas.

De acuerdo a testimonios de sus familiares ante la Comisión de Verdad y Justicia, habría sido trasladado por unos días al Policlínico Policial Rigoberto Caballero y de allí al Estado Mayor del Ejército, donde aparentemente fue ejecutado.

Según refieren sus familiares, habría sido interrogado personalmente por el general Stroessner en el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, en presencia de otros jefes militares y policiales de jerarquía.

La Comisión de Verdad y Justicia no ha recibido información acerca del paradero final del doctor Goiburu.