Uno de los condenados por los atentados de noviembre de 2008 en Bombay (oeste), que causaron 166 muertos, aseguró hoy a un tribunal indio que los servicios de inteligencia paquistaníes (ISI) estuvieron involucrados en los ataques.


Los atentados de noviembre de 2008 en Bombay (oeste), causaron 166 muertos

“El ISI proporcionó apoyo financiero, militar y moral”, aseguró el estadounidense-paquistaní David Coleman Headley a través de videoconferencia desde Estados Unidos, donde cumple condena, en su segunda comparecencia desde ayer ante un tribunal de Bombay.

Headley, cuyo verdadero nombre es Daood Gilanni, señaló que trabajaba para el ISI y que se encontró en numerosas ocasiones con miembros del Ejército de Pakistán, de acuerdo con las declaraciones hechas a la prensa india por el fiscal Ujjawal Nikam.

El estadounidense-paquistaní, que proporcionó información de primera mano durante sus siete viajes a Bombay a los mandos del grupo terrorista Lashkar-e-Taiba (LeT) en Pakistán, comparece como testigo tras llegar a un acuerdo con ese mismo tribunal por el que ha sido absuelto de todos los cargos a cambio de revelar detalles de los ataques.

Headley apoyó sus vínculos con el ISI al mencionar siete nombres de miembros de los servicios de inteligencia paquistaníes con los que se reunió, entre los que destacó al comandante Iqbal, con el que se reunió por primera vez en 2006 en Lahore, en el este de Pakistán.

Dijo que ese comandante le pidió que reclutara soldados indios como espías del ISI y más tarde Hedley le proporcionó un vídeo que hizo desde “la segunda planta” del hotel Taj de Bombay, uno de los principales objetivos de los atentados.

Todas estas afirmaciones de Headley apoyarían la acusación hecha en 2009 por el Gobierno indio, al sentenciar que “los organizadores fueron y continúan siendo clientes y creaciones del ISI”.

El estadounidense-paquistaní, condenado en 2013 a 35 años de cárcel en EEUU por ayudar a trazar el plan de los atentados, había reconocido ayer haber recibido “formación” en Pakistán por el grupo Lashkar-e-Taiba (LeT), vinculado con los ataques.

Además detalló que en septiembre y octubre de 2008 hubo dos intentos fallidos de atentar en la ciudad portuaria de Bombay antes de que tuvieran éxito el 26 de noviembre de 2008.

En esa acción terrorista, que se prolongó durante tres días, los atacantes utilizaron rifles de asalto y granadas contra una estación de tren, un centro judío y el emblemático hotel Taj Mahal, con el resultado de 166 muertos y 237 heridos.

EFE