El papa Francisco ha nombrado a Miguel Ángel Morán Aquina obispo de la diócesis de Santa Ana, en El Salvador, tras la renuncia de Romeo Tovar Astorga, informó hoy la Santa Sede en un comunicado.


El papa Francisco tiene previsto viajar a Armenia

El papa Francisco ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Santa Ana, presentada por Tovar Astorga en virtud del artículo 401.1 del Código de Derecho Canónico, que establece que los obispos que hayan cumplido 75 años deben entregar su renuncia al pontífice.

Su sustituto, Morán Aquina, nació el 25 de mayo de 1955 en Esquipulas (Guatemala), en la diócesis homónima.

En 1967 entró en el Seminario Menor de la diócesis de Santa Ana, donde cursó estudios de Filosofía, y además también cursó estudios Teología en el Seminario Mayor San José de la Montaña.

Ordenado sacerdote el 5 de diciembre de 1981, a lo largo de su trayectoria como religioso ha sido párroco de la parroquia de Santa Bárbara, diócesis de Santa Ana (1986-1988); párroco de la Catedral Metropolitana de Santa Ana (1990, 6 meses) y párroco de la parroquia San Miguelito en Santa Ana (1990-1996).

En Roma obtuvo la licenciatura en Teología en la Pontificia Universidad Antonianum.

El 19 de julio del año 2000 fue nombrado obispo de la diócesis de San Miguel y actualmente es delegado del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y encargado del Instituto de Previsión Social del Clero en El Salvador.

EFE