El expresidente de la región española de Baleares Jaume Matas defendió hoy que su administración firmó contratos con una sociedad creada por Iñaki Urdangarín, actual cuñado del rey Felipe VI y sometido a juicio por corrupción, por la influencia que ejercía y sus contactos de alto nivel.


El expresidente de la región española de Baleares Jaume Matas

Matas, Urdangarín y su esposa, Cristina de Borbón (hermana del rey) están siendo juzgados por una trama que incluye contrataciones que el Gobierno regional balear hizo con el Instituto Nóos, nacido como una entidad sin ánimo de lucro pero desde la cual se cometieron supuestamente graves irregularidades.

Matas, que está en prisión por corrupción, presidió Baleares en dos períodos (1996-99 y 2000-03) y dio la orden de facilitar los contratos con Nóos, sociedad presidida por Urdangarín hasta 2006.

El juicio que se sigue en Palma de Mallorca, capital de las islas Baleares, busca averiguar si Urdangarín se habría valido de su parentesco con el Rey Juan Carlos para conseguir contratos de hasta seis millones de euros con distintas administraciones públicas.

Esos fondos se habrían desviado posteriormente a un entramado de empresas pantalla, entre ellas Aizoon, propiedad al 50% de Urdangarin y de Cristina de Borbón, para defraudar a Hacienda.

En su declaración hoy ante el juez, Matas dijo que los contratos con Nóos se justificaban en la presencia de Urdangarín, que fue un destacado jugador profesional de balonmano y, además, yerno del anterior rey español, Juan Carlos I.

“Todo ese proyecto sin el señor Urdangarin no tiene sentido” porque es él quien “aporta valor”, dijo al calificarle de “una persona que es única” por pertenecer a la Familia Real.

A la pregunta de si el rey Juan Carlos le llamó para interceder en los negocios con Urdangarin, Matas respondió: “No, la única intervención de Su Majestad fue para darme la felicitación al principio por el nombramiento del director general”, en alusión al que fue responsable de Deportes en Baleares, José Luis Ballester, campeón olímpico de vela en 2006.

“Los ciudadanos de Baleares, llevamos muchos años, en gobiernos de distinto signo político, invirtiendo mucho dinero para vincular la Familia Real con Baleares. Nos interesa”, explicó Matas al tribunal.

Las islas Baleares han sido tradicionalmente el lugar de vacaciones de la Familia Real española, ya que allí se encuentra su residencial oficial de verano, el Palacio de Marivent.

“Es un señor muy bien relacionado en el mundo del deporte, es un miembro de la Familia Real, este señor que tiene una relación que llama y se le ponen al teléfono. Al presidente de Baleares, seguro que llama a la mitad de las personas que llamó él, y ni se le ponen al teléfono. Esto es lo que hay que contratar”, afirmó Matas sobre Urdagarín.

Jaume Matas ya ha sido condenado en firme por corrupción en dos casos y está encausado en otros procedimientos.

Al inicio, el Ministerio Público, igual que las acusaciones particular y popular, pedían para él once años de prisión por los presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias.

El tribunal que juzga el caso Nóos ha fijado para el viernes 19 de febrero la declaración de la infanta Cristina como acusada de cooperadora necesaria en dos presuntos delitos fiscales de su marido.

E Iñaki Urdangarin declarará el miércoles 24 bajo la acusación de tráfico de influencias, malversación, prevaricación, fraude, estafa, falsedad, delitos contra Hacienda y blanqueo de capitales.

EFE