La policía tailandesa estimó hoy que posiblemente en una semana se cerrará la investigación sobre el asesinato del español David Bernat, aunque desconoce la fecha de inicio del juicio, así como los cargos que se le imputarán al presunto asesino, Artur Segarra.


Artur Segarra, sospechoso del asesinato de su compatriota David Bernat

“Estamos esperando a los resultados de las últimas indagaciones, así como de las entrevistas a algunos testigos más, pero creemos que este asunto terminará muy pronto. No puedo asegurar el día exacto, pero quizás en una semana”, declaró a Efe el viceportavoz de la policía tailandesa, Kissana Phatanacharoen.

“Como oficiales de la policía sólo somos responsables de las investigaciones previas. Debemos recopilar las pruebas y hacer una fotografía general de la situación para que las evidencias recogidas demuestren la culpabilidad del sospechoso”, añadió.

El cadáver de Bernat, un consultor español de unos 40 años, apareció desmembrado en al menos siete partes a finales de enero y principios de febrero en distintas zonas del río Chao Phraya, que atraviesa la capital tailandesa.

Desde el principio de la investigación, la policía tailandesa cree que español fue secuestrado para ser extorsionado y poder acceder a sus cuentas bancarias en Singapur.

La policía encontró “movimientos de grandes cantidades de dinero” desde las cuentas de Bernat hacia bancos en España y Tailandia, entre ellas una de Segarra, que, según la prensa local, habría recibido unos 900.000 euros.

Por el momento, los investigadores aseguran que no hay otros sospechosos de colaborar en el asesinato de Bernat, a pesar de que algunos medios publicaron que Segarra un posible socio suyo.

“Esto son cosas que la prensa escribe pero que no ha dicho la Policía”, subrayó el viceportavoz.

“Después de lo sucedido en Koh Tao hace dos años estamos siendo extremadamente meticulosos con los que decimos a los periodistas. Aquello fue un absoluto desastre”, admitió.

Kissana se refería a lo ocurrido en la turística isla de Koh Tao en 2014, cuando dos británicos fueron asesinados y la investigación policial fue calificada de “caótica” por medios locales.

David Bernat
David Bernat

La Justicia tailandesa condenó a muerte por ese crimen a dos emigrantes birmanos, que claman su inocencia y dicen que son meros “chivos expiatorios”.

“Todo lo que declaramos antes los medios se acabó tergiversando y nuestra reputación resultó muy dañada. Es algo que no queremos que se repita, por eso sólo hablaremos de aquello de lo que estemos realmente seguros”, dijo.

En el caso de Bernat, el viceportavoz precisó que los investigadores no se están basando en especulaciones, sino en pruebas y evidencias muy concretas para evitar malinterpretaciones, dado el impacto que ha tenido el hallazgo de partes de su cadáver, que fue descuartizado.

Esa misma prevención explica la prudencia del Comisario General de la Policía Real Tailandesa, Chakthip Chaijinda, tras declarar en rueda de prensa que la investigación está ahora centrada en las grabaciones de vídeo de una tienda de materiales de construcción, llamada Home Mart, frecuentada por Segarra.

“No obstante, todavía no sabemos qué fue a comprar allí y es lo que queremos averiguar”, puntualizó el jefe policial.

La investigación también avanzó con una nueva declaración de Pridsana Saenubon, novia de Segarra, que “ha beneficiado la evolución del caso”, aseguró Chaijinda, quien, no obstante, no detalló las supuestas revelaciones de la compañera sentimental del sospechoso.

Fue Pridsana quien dio la clave para encontrar el piso en el que la Policía piensa que Segarra mató a Bernat, aunque el sospechoso sigue negando haber cometido el crimen.

Leticia Pastor – EFE