Las investigaciones comenzaron el pasado agosto, después de que la Policía italiana tuviera conocimiento de que cuatro menores habían sido pagados para mantener relaciones sexuales en coches, en algunas ocasiones aparcados en centros comerciales, o en domicilios privados.


La Policía italiana arrestó hoy a once personas, entre ellas un sacerdote y un entrenador de fútbol juvenil

La Policía italiana arrestó hoy a once personas, entre ellas un sacerdote y un entrenador de fútbol juvenil, acusadas de mantener supuestamente relaciones sexuales pagadas con menores en las regiones de Lombardia y Emilia-Romagna, en el norte del país.

La operación ha sido llevada a cabo por miembros del cuerpo de los Carabineros del municipio de Brescia (norte) y se ha desarrollado en las provincias de Bérgamo, Milán, Monza, Brianza y Parma, informaron medios locales.

El sacerdote arrestado es Diego Rota, párroco que prestaba sus servicios en Bérgamo, tal y como confirmaron las autoridades diocesanas de este municipio italiano en un comunicado publicado en su página web.

“Las graves acusaciones que se le imputan han provocado en el obispo y en la comunidad diocesana estupor, sorpresa y profundo dolor”, declararon los responsables de curia diocesana en la nota.

“Somos conscientes de que situaciones de este tipo crean perturbaciones en muchos y queremos de todo corazón que se establezcan la verdad y la justicia, confiando en el trabajo de aquellos que son llamados a garantizarlas”, agregaron.

Según las primeras hipótesis, los acusados contactaban con los menores a través de las redes sociales y acordaban con ellos mantener relaciones sexuales a cambio de regalos o pequeñas sumas de dinero.

En la operación también han sido confiscados numerosos ordenadores que serán examinados por las autoridades.

EFE