El hecho se produjo esta mañana y fue controlado por los Bomberos Voluntarios, tras varias horas de trabajo. No se registraron víctimas y tampoco el nivel alcanzó al de San Lorenzo de hace unos meses atrás. Sin embargo, el siniestro dejará a varias familias sin energía eléctrica este fin de semana por la quema un buen número de transformadores.