Agentes Especiales de la Senad y del Ministerio Público interceptaron un cargamento de 65 kilogramos de marihuana a orillas del Rio Paraná, durante un operativo ejecutado en horas de la madrugada. El alijo estaba siendo trasportado por dos hombres quienes al percatarse de la presencia de los antidrogas se dieron a la fuga.


Cargamento interceptado.

La Senad había obtenido informaciones sobre la existencia de un cargamento que estaba siendo trasportado por dos hombres. Los traficantes buscaban sacar un cargamento de la hierba vía fluvial, aprovechando la madrugada para impedir que sus pasos sean detectados. A orillas del Rio Paraná, en la zona conocida como “Playita” los hombres que custodiaban la carga al percatarse de la presencia del personal antidroga se dieron a la fuga, no sin antes realizar disparos.

Tras las acciones emprendidas para interceptar la droga, una patrulla se dispuso a realizar un rastrillaje para dar con el alijo abandonado a la ribera del rio. De esta manera alcanzaron dar con las tres cajas envueltas en bolsas plásticas escondidas entre la vegetación del lugar. La carga estaba compuesta por una importante cantidad de panes de marihuana que totalizaron unos 65 kilogramos de la hierba.

Según la Senad, los traficantes eligen las zonas más vulnerables, los horarios y el modo de paso del cargamento hacia Brasil, además de idear nuevas formas para el ocultamiento. La Senad ya ha detectado varios puntos de fuga, no obstante quedan más tareas investigativas para localizar la mayor cantidad de zonas propicias para el envío de cargamentos hacia el exterior.

El operativo contó con la supervisión del fiscal abogado Lorenzo Lezcano, quien estuvo acompañado de su comitiva fiscal.