La operación fue ordenada por la Fiscalía de Avellino, que ha optado por posponer el desalojo de los inmigrantes hasta que se encuentre un lugar adecuado para acogerlos, informaron los medios locales. Además han sido directamente clausurados otros tres centros de acogida por las mismas razones.


Agentes del Cuerpo de Carabineros (policía militarizada de Italia)

Agentes del Cuerpo de Carabineros (policía militarizada de Italia) intervinieron hoy siete centros de acogida para inmigrantes en Avellino (sur) a causa a las pésimas condiciones higiénicas que presentaban y por la mala calidad de sus alimentos.

El fiscal Rosario Cantelmo ha abierto una investigación sobre las empresas encargadas de la gestión de estas instalaciones y sobre los distribuidores de los alimentos y bienes de primera necesidad en mal estado que recibían inmigrantes.

De acuerdo a las mismas fuentes, una de las empresas investigadas estaría implicada en el escándalo “Mafia Capital”, surgido el año tras descubrir una red mafiosa en el Ayuntamiento de Roma que presuntamente se lucraba de la gestión de centros de acogida, entre otras cosas.

EFE