Unos 1.200 paquetes de comida fueron repartidos ayer entre los desplazados del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk que han huido a zonas vecinas asediadas en el sur de Damasco, informó hoy la agencia de noticias oficial siria SANA.


Damasco, la ciudad más amtigua del mundo

La agencia, que citó al director de la Autoridad General para los Refugiados Árabes Palestinos, Ali Mustafa, señaló que la distribución de la ayuda tuvo lugar en los barrios de Yalda, Babila y Beit Sahm, en el sur de la capital siria.

Ese organismo y la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) fueron los encargados de llevar a cabo el reparto de la asistencia, apoyados por el Gobierno sirio, dijo SANA.

En un comunicado, emitido anoche, el portavoz de la UNRWA, Chris Gunnes, informó de la distribución el lunes de la ayuda en “áreas asediadas y de difícil acceso en Damasco”.

Precisó que cada familia recibió una cesta con 35 kilogramos de comida en Yalda, Babila, Beit Sahm y Al Yarmuk.

Gunness recordó que la agencia de la ONU ha reanudado en la última esta semana el reparto de asistencia en esas zonas, y que lo seguirá haciendo durante el día de hoy y mañana.

Hasta ahora, “la UNRWA ha alcanzado al 50 por ciento de las 6.000 familias que son objetivo en esta área”, afirmó Gunness, quien adelantó que también tienen intención de suministrar mantas y establecer centros médicos temporales.

En abril pasado, el EI logró infiltrarse en el campo de Al Yarmuk, a solo cinco kilómetros del centro de la capital siria, lo que originó el desplazamiento de muchos de sus habitantes a zonas vecinas del sur de Damasco.

EFE