Los goles en la recta final dejaron en ventaja a los equipos que jugaron de locales los partidos de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de la UEFA este martes. Así, París Saint Germain y Benfica lograron imponerse por 2-1 y 1-0, respectivamente, a Chelsea y Zenit.


Cavani hizo el gol del triunfo del PSG.

El sueco Zlatan Ibrahimovic adelantó al club parisino en un tiro libre que la barrera desvió para frutrar la estirada del portero Thibaut Courtois (1-0, 38′). Pero poco duró la felicidad del Parque de los Príncipes porque en el descuento de la primera mitad John Obi Mikel rompió su sequía goleadora, que duraba ya 14 meses, para equilibrar el marcador (1-1, 45+1). Los locales dominaron el balón y crearon las situaciones más peligrosas hasta el final del encuentro.

Su mayor insistencia tuvo recompensa en el remate de Edinson Cavani quien, a los cuatro minutos de entrar en el terreno de juego, se desmarcó con brillantez por la derecha para hacer el gol de la victoria (2-1, 78′). El portero belga salvó en el 90′ una peligrosísima llegada de Ibrahimovic, dejando todavía vivo al equipo inglés en la eliminatoria.

https://www.youtube.com/watch?v=At8up5CqO7s

Un rescate de cabeza

La victoria del Benfica en Lisboa resultó algo más agónica. Fue Jonas en el minuto 90+1 quien selló el triunfo y la fiesta en las gradas, tras un partido en el que el parón invernal pasó factura a un Zenit que se vino abajo físicamente en la segunda mitad. El encuentro había resultado igualado en un primer periodo en el que apenas hubo acción en las áreas. En el complemento, los locales marcaron el ritmo aunque los rusos lograron defender la integridad de su portería ante el asedio luso hasta el último suspiro en el que Jonas cabeceó a la escuadra un tiro libre lanzado por Nico Gaitán.

Los partidos de vuelta se disputarán el miércoles 9 de marzo.

https://www.youtube.com/watch?v=fELS8iELPSE