La ministra argentina de Seguridad, Patricia Bullrich, advirtió hoy que las fuerzas de seguridad darán "cinco minutos" a los manifestantes que corten calles y carreteras del país antes de desalojarlos, una vez entre en vigor el nuevo protocolo de actuación en las movilizaciones.


La ministra argentina de Seguridad, Patricia Bullrich

El Gobierno sólo permitirá el corte parcial de vías públicas en manifestaciones programadas y autorizadas, que serán anunciadas a la población para que pueda buscar alternativas de circulación, declaró Bullrich a radio La Red.

En caso de movilizaciones espontáneas que interrumpan el tránsito, la titular de la cartera de Seguridad aseguró que las fuerzas de seguridad pedirán “por las buenas” a los manifestantes que se retiren y, en caso contrario, transcurridos cinco o diez minutos “si no se van, los sacamos”.

Además, el nuevo protocolo del Ejecutivo de Mauricio Macri, del frente conservador Cambiemos, prevé incautar cualquier objeto en manos de los manifestantes que pueda ser usado como arma.

“No queremos encapuchados, ni palos ni elementos que puedan herir”, dijo Bullrich.

“Cuando haya personas con capuchas, con palos o con elementos contundentes, se van a secuestrar esos elementos. Cuando haya negativa por parte de las personas, se los va a detener”, anticipó.

El nuevo protocolo de las fuerzas de seguridad en manifestaciones públicas se dio a conocer el miércoles, en coincidencia con unos 200 cortes de carreteras realizados por la Organización Barrial Túpac Amaru para exigir la liberación de su dirigente, la diputada del Parlasur Milagro Sala.

Las nuevas directivas entrarán en vigor en los próximos días.

Según datos de la consultora privada Diagnóstico Político, en 2015 se registraron 6.323 cortes de vías públicas en todo el país, un 7 % menos que en 2014.

EFE