Residentes de la tercera edad del Hogar de Ancianos 'Altenheim', ubicado en la ciudad de San Lorenzo compartieron con la Orquesta Sinfónica del Congreso de la Nación (OSIC). Otros conciertos se realizarán en el Penal La Esperanza de Tacumbú y la Organización DENIDE.


Residentes de la tercera edad compartieron la pasada semana con la Orquesta Sinfónica del Congreso de la Nación

El Hogar de Ancianos fue escenario del inicio de un ciclo que proyecta llevar ‘Música de Esperanza’ a los sectores más vulnerables de la sociedad. El público -compuesto por los residentes del asilo perteneciente a la colectividad alemana en Paraguay- se deleitó con el repertorio preparado por la OSIC, que se hizo presente en pleno, con sus 45 integrantes, en la mañana del pasado miércoles.

La iniciativa del Centro Cultural de la República El Cabildo dependiente del Congreso de la Nación, proyecta la realización de un ciclo de conciertos dirigido a públicos en situación vulnerable. “Acudimos felices y honrados al poder compartir la música maravillosa de la Orquesta del Congreso de la Nación”, expresó Margarita Morselli, directora general del CCR El Cabildo.

“Este ciclo está dirigido a tres estamentos: los ancianos, las personas privadas de su libertad y los niños de capacidades diferentes. En el caso del asilo, despierta nuestra sensibilidad considerando que una gran artista como nuestra maestra del Arte, Lotte Schulz -recientemente fallecida- estuvo aquí hasta el final de sus días”, explicó.

La música produce un deleite espiritual

El objetivo del ciclo es acercar la música clásica universal, así como la música de compositores paraguayos, a audiencias que por diversas circunstancias se ven imposibilitadas de acceder al disfrute del arte musical, y que se encuentran viviendo situaciones especiales al encontrarse privadas de su libertad, o residiendo en asilos, o bien están sobrellevando problemas de salud o situaciones especiales.

“Este ciclo, que preparamos por primera vez, está dirigido a un público de sectores vulnerables. Entonces vamos a llevarles la música a la cual ellos no pueden acceder normalmente en un teatro. Queremos llevarles un poco de esperanza con nuestra música”, explicaba el maestro Diego Sánchez Haase, director de la OSIC.

Con este ciclo, tanto la OSIC como el CCR El Cabildo, pretenden acercar las expresiones culturales a audiencias marginadas, y sin muchas posibilidades de acceso a la cultura. “La música produce un deleite espiritual que realmente es muy importante para todo el mundo pero más que nada a personas que están en esas situaciones porque ayuda a brindar mucha esperanza”, reflexionaba.

Es la primera vez que la orquesta llega a esos sectores que se podrían llamar más vulnerables o más marginados. “Estamos empezando y estoy seguro de que tendremos éxito y lo repetiremos”, enfatizaba.

Otros conciertos están previstos para los días jueves 25 de febrero en el Penal La Esperanza de Tacumbú, y el jueves 17 de marzo en la Organización DENIDE, en el marco del aniversario de la Fundación.