El equipo boliviano asestó la primera sorpresa en Copa Libertadores al conseguir su primera victoria por 1-0 a domicilio en este torneo tras jugar 48 partidos fuera de casa.


The Strongest gana por primera vez de visitante en Libertadores.

La víctima fue el Sao Paulo, que orienta el argentino Edgardo Bauza, y el uruguayo Matías Alonso, a pase de Alejandro Chumacero, fue el encargado de cambiar la historia con un cabezazo a los 62 minutos que enmudeció el estadio Pacaembú.

The Strongest mantiene la peor racha sin ganar fuera de casa en Copa Libertadores. Le sigue Oriente Petrolero con 33 partidos.

Sao Paulo y The Strongest abrieron hoy la actividad en el grupo 1, que integran también el campeón River Plate y el Trujillanos.

La primera jornada se completará el 25 de febrero cuando la formación venezolana reciba a la argentina.

Sao Paulo saltó al campo con ganas de zanjar el encuentro por la vía rápida. Sin embargo, ese exceso de revoluciones por parte del equipo paulista los llevó a cometer algunas faltas innecesarias, que acabaron costándoles sendas tarjetas amarillas a Alan Kardec y a Rodrigo Caio.

Durante toda la primera mitad del encuentro, el Sao Paulo dominó el juego y generó hasta nueve opciones de gol por una de sus rivales.

Tras el descanso, Sao Paulo continuó con el control del encuentro pero sin llegar a plasmar su superioridad en el marcador.

El Pacaembú enmudeció cuando a los 62 una jugada de Alejandro Chumacero acabó en un pase a Matías Alonso, quien apenas tuvo que cabecear el balón a la red para el 0-1.

El Sao Paulo recuperó entonces su verticalidad y comenzó a asediar nuevamente la portería de Daniel Vaca.

Los jugadores del The Strongest se centraron entonces en defender un resultado, que les valía para llevarse sus tres primeros puntos, y tras el tanto limitaron su ofensiva a los contraataques que ponía en bandeja a un Sao Paulo volcado en la portería contraria.

Sin embargo, los locales no fueron capaces de acertar y acabaron retirándose ante las críticas de buena parte de la afición paulista.