De acuerdo con el IBGE, 9,1 millones de personas estaban sin empleo entre septiembre y noviembre de 2015, lo que supone un aumento del 3,7 % respecto al trimestre de junio y agosto y un incremento del 41,5 % en comparación con los mismos meses del año anterior.


El desempleo entre septiembre y noviembre del pasado año fue ligeramente superior al registrado en el trimestre junio-agosto

El desempleo en Brasil alcanzó el 9 % en el trimestre septiembre-noviembre de 2015, lo que supone la mayor tasa para dicho período desde 2012, según informó hoy el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

El dato corresponde al Estudio Nacional por Muestra de Domicilios Continuo (PNAD Continuo, por su siglas en portugués), un indicador que incluye las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El desempleo entre septiembre y noviembre del pasado año fue ligeramente superior al registrado en el trimestre junio-agosto, cuando llegó al 8,7 %.

Entre septiembre y noviembre de 2014, el desempleo había sido del 6,5 %, una tasa 2,5 puntos porcentuales inferior a la registrada en el mismo periodo de 2015.

Los datos son reflejo de la delicada situación económica que atraviesa el país, que se ha visto agravada por una aguda crisis política.

Al aumento del desempleo se suma una elevada tasa de inflación -que cerró 2015 por encima del 10 %-, una restricción del crédito y una fuerte caída del Producto Interior Bruto (PIB).

De acuerdo con una previa del PIB divulgada por el Banco Central brasileño, la economía se contrajo en 2015 un 4,08 %, un resultado peor de lo previsto por los analistas del mercado financiero, que preveían una caída alrededor del 3,70 %.

En caso de cumplirse los pronósticos, la economía brasileña tendrá en 2015 su peor resultado desde 1990, cuando el PIB retrocedió un 4,35 %.

EFE