El primer ministro italiano, Matteo Renzi, confió hoy en que el 'sí' ganará en el referéndum en el Reino Unido sobre la permanencia de ese país en la Unión Europea (UE) y reivindicó los "ideales" europeos al cumplir dos años en el cargo.


El primer ministro italiano, Matteo Renzi

“El referéndum no será un paseo para nadie”, reconoció el jefe del Gobierno italiano, quien opinó que la convocatoria del primer ministro británico, David Cameron, para que sus compatriotas se pronuncien sobre el acuerdo alcanzado la semana pasada en la UE versará sobre “una cierta idea de Europa”.

“El euro y Schengen son instrumentos para compartir un ideal y si perdemos los ideales estamos acabados”, declaró Renzi tras recordar que la UE se basó en la idea de los “padres fundadores” de comenzar el proyecto mediante los acuerdos sobre el acero y el carbón.

El jefe del Gobierno italiano advirtió de que ese tipo de “instrumentos” no son la clave de los retos a los que se enfrenta Europa.

La clave está en que ahora hay “una batalla para recuperar el espíritu europeo; yo soy un idealista europeísta y lo digo porque si hoy no recuperamos este espíritu Europa está acabada”.

“Las consecuencias serán peores para los ciudadanos británicos que para los ciudadanos europeos”, advirtió de nuevo Renzi respecto a la posibilidad de que si gana el “no” en el referéndum en el Reino Unido ese país deba abandonar la Unión.

“Si sale de Europa el principal problema es para el ‘UK’, para sus empresas y para sus ciudadanos”, insistió Renzi.

“Europa tiene que cambiar en política económica y en asuntos como la inmigración o corre el peligro de frustrarse la gran operación de construcción de una institución política”, advirtió Renzi, quien estimó que “Europa no funciona” y aseguró que Italia está “trabajando para corregir el rumbo”.

En una multitudinaria comparecencia -la primera en dos años- en la Asociación de la Prensa Extranjera de Roma el primer ministro abordó la cuestión de la inmigración y las dificultades puestas por algunos países de la UE al acceso de inmigrantes.

“La solidaridad en Europa no puede moverse en una sola dirección”, aseguró Renzi, quien avisó de que en la programación presupuestaria de la UE para el período 2020-2026 “se podrá tener en cuenta que algunos países imaginan la solidaridad sólo en una dirección”, preguntado sobre un eventual recorte de fondos comunitarios hacia esos Estados.

Se refirió a las repatriaciones de inmigrantes y pidió una vez más que se hagan “a nivel europeo”; agregó que “la emigración es un problema que durará años. Es necesario estar preparados para gestionarlo”.

El primer ministro italiano deseó “suerte” en el intento de formar Gobierno a su “amigo” Pedro Sánchez
El primer ministro italiano deseó “suerte” en el intento de formar Gobierno a su “amigo” Pedro Sánchez

Reivindicó las políticas que en dos años su gobierno ha aplicado en materia de relaciones exteriores y de recuperación de la economía y aseguró que aunque “Italia ha perdido alguna ocasión en el pasado (…) ahora ha vuelto a la política exterior como protagonista”.

Y en el ámbito económico defendió que lo que su Gobierno ha puesto en práctica es una “cura de caballo” que ha permitido situar los niveles del déficit en los valores más bajos “en los últimos diez años”.

Por el lado del crecimiento económico, Renzi se mostró orgulloso de que las previsiones de aumento del Producto Interior Bruto (PIB) -que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sitúa ahora en el 1 % en 2016- hayan pasado “del menos al más” al aludir a los crecimientos negativos de antes de su llegada al Ejecutivo.

Renzi no perdió ocasión de poner sus reformas como ejemplo para otros países y, así, utilizó la referencia de España para asegurar que “lo que está sucediendo en España, en Italia no volverá a suceder” al hablar de las consecuencias de los cambios en la ley electoral italiana.

El primer ministro italiano deseó “suerte” en el intento de formar Gobierno a su “amigo” Pedro Sánchez, el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con quien además anunció que se reunirá en los próximos días en Roma.

El mandatario se refería a que la ley electoral vigente en España no ha permitido tras las elecciones tener a un claro ganador, lo mismo que ha ocurrido en Italia durante décadas y que Renzi pretende evitar con sus reformas, en trámite parlamentario y pendiente de un referéndum este año.

Por último, el primer ministro italiano no desperdició la ocasión para posicionarse ante la prensa extranjera en relación con el proceso electoral en Estados Unidos y, en una expresión deportiva aseguró: “yo ‘tifo’ (voy con) Hillary Clinton”.

EFE