La población sueca, que a 31 de diciembre pasado ascendía a 9.851.017 personas, aumentó el año pasado en 103.662, 1.171 más que en la anterior cifra récord registrada en 2014. El saldo positivo de inmigrantes fue de 78.410 personas, lo que supone un 77 % del aumento poblacional total.


Suecia registró en 2015 un aumento de población interanual récord por la oleada de refugiados llegados al país

Suecia registró en 2015 un aumento de población interanual récord por la oleada de refugiados llegados al país, informó hoy la Oficina Central de Estadísticas sueca.

La explosión en el número de refugiados que se produjo desde finales de verano permitió revertir la tendencia, ya que hasta el mes de junio la subida demográfica parcial era inferior a la de 2014.

Uno de cada cuatro inmigrantes llegados a Suecia el año pasado procedían de Siria, según las estadísticas oficiales.

Suecia recibió en 2015 a 163.000 solicitantes de asilo, la cifra per cápita más alta de toda la Unión Europea (UE), lo que provocó un cambio en la política de asilo, con el endurecimiento de los criterios para conceder el estatus de refugiado y la introducción de controles fronterizos.

El ministro de Interior sueco, Anders Ygeman, anunció hace un mes que el Gobierno prevé expulsar a entre 60.000 y 80.000 de los solicitantes llegados el año pasado, cuyas peticiones serán rechazadas si se mantiene la actual frecuencia.

Las previsiones de peticionarios para 2016 se sitúan entre 70.000 y 140.000, según el último pronóstico de la Dirección General de Migraciones.

“Puesto que el tiempo de tramitación para conceder permiso de residencia supera con frecuencia el año, muchos de los que lo reciban no serán contabilizados como inmigrantes hasta 2016 o probablemente 2017”, advirtió hoy la Oficina Central de Estadísticas sueca.

El informe de este organismo reveló además que por primera vez desde que se hacen registros demográficos en Suecia la población masculina supera a la femenina, entre otros motivos, porque la mayor parte de los inmigrantes llegados al país son hombres.

EFE