El vuelo chárter ya aterrizó en la capital afgana, Kabul, indicó el Ministerio del Interior alemán, que precisó que los afganos aceptaron abandonar Alemania de forma voluntaria. El regreso de estas personas contribuye a la reconstrucción de Afganistán, declaró el titular, Thomas de Maizière, citado por esta cartera.


Más de 146.000 refugiados e inmigrantes han atravesado el mar Mediterráneo en lo que va de año

Alemania devolvió hoy a su país a 125 ciudadanos afganos sin derecho a permanecer en territorio alemán en un primer vuelo especial organizado para este fin, informaron hoy las autoridades alemanas.

Alemania ayudará a Afganistán a reconstruir su sociedad, aseguró el ministro, quien agregó que “aquí se encuentra también la clave para combatir de forma lograda las causas que llevan a la huida”.

De Maizière había anunciado que a finales de febrero partiría el primer vuelo con refugiados afganos a su país de origen.

El Gobierno alemán quiere reducir el número de solicitantes de asilo procedentes de ese país, del que el año pasado llegaron unos 154.000, por detrás en número de los 428.000 refugiados procedentes de Siria.

El ministro ha asegurado una y otra vez que a pesar de la situación de inseguridad que vive Afganistán, el país cuenta con suficientes zonas seguras a las que pueden regresar los solicitantes de asilo a los que les es denegada su petición.

EFE