Un total de 49 milicianos afines al Gobierno de Trípoli murieron en los últimos dos días en cruentos combates con miembros de la rama libia del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en la localidad de Sabratah, afirmaron hoy a Efe fuentes de seguridad.


Grupo terrorista Estado Islámico (EI) en la localidad de Sabratah

Otros 300 milicianos resultaron heridos, algunos de ellos de gravedad, que fueron trasladados a hospitales de las ciudades vecinas y a la capital.

La fuente agregó que cuatro mujeres que combatían en las filas del EI, supuestamente de nacionalidad tunecina, fueron detenidas durante los ataques.

Tras los combates, las milicias locales atacaron un edificio en la ciudad de Al Alalga, donde hallaron un número indeterminado de cadáveres quemados por explosiones de granadas de mano.

Los choques, que estallaron el pasado jueves, provocaron la muerte de una treintena de presuntos yihadistas del EI en la localidad de In Zuagwa, a unos cinco kilómetros al este de Sabratah, informaron entonces fuentes de seguridad.

“16 de los yihadistas murieron en el asalto de las milicias locales a un edificio de francotiradores cercano a los dos que EEUU bombardeó hace una semana. Cuando llegaron los carros de combate no recibieron disparos. Entraron y hallaron diez cadáveres en el tejado. Todos eran tunecinos”, detallaron.

Fuerzas afines a Trípoli y grupos yihadistas combaten en Sabratah desde que esta semana aviones de combate estadounidenses bombardearan dos de sus edificios y mataran a 50 personas, entre ellas dos diplomáticos serbios que habían sido secuestrados meses atrás.

Según las autoridades militares norteamericanas, el objetivo del ataque era un conocido cabecilla yihadista tunecino al que se vincula con el EI y al que se acusa de instigar dos de los tres atentados que Túnez sufrió en 2015.

El martes, al menos 23 milicianos de las fuerzas afines al Gobierno de Trípoli murieron en un ataque lanzado por el EI contra la sede de la dirección de seguridad en Sabratah.

Los yihadistas atacaron en plena noche la brigada de seguridad y degollaron a 12 milicianos de las fuerzas “Zuar al Medina” (Milicianos de la Ciudad), aliadas del gobierno de Trípoli.

“Otros cinco milicianos murieron mientras repelían el asalto”, precisó la fuente.

EFE