El presidente francés defendió la propuesta que ha puesto en su contra a todos los sindicatos e incluso a una parte del Partido Socialista (PS), con el argumento de que habrá más empleo y contratos indefinidos.


El presidente de Francia, Francois Hollande.

“He dado todos estos años la prioridad al empleo y no cambiaré. Para mí es lo esencial, un empleo estable”, declaró Hollande en una breve declaración a la prensa sobre el proyecto de ley de su ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, al término de una visita a una empresa en Saint Denis, en las afueras de París.

El jefe del Estado socialista insistió en que si durante su mandato, iniciado en 2012, ha querido favorecer el desarrollo de las empresas “es para que haya contratos indefinidos”.

Esta reacción es consecuencia del anuncio hecho ayer por el primer ministro, Manuel Valls, que anticipó que la adopción del proyecto de ley, que inicialmente estaba programada para el 9 de marzo, se aplazará hasta el 24 para permitir una concertación, ante las muestras de rechazo de los sindicatos y de buena parte de la izquierda.

Hollande constató que “el texto ha dado lugar a interrogantes, es bastante legítimo (…). Por eso el primer ministro ha previsto una concertación. Es mejor darse tiempo para ganar más y que al final Francia tenga éxito”.

Durante este plazo suplementario de negociaciones “se aportarán mejoras”, avanzó el presidente, que no dio pistas sobre cuáles serán. En cualquier caso, descartó una retirada de la reforma al añadir que “habrá una conclusión que forzosamente deberá llevar a unos y otros a asumir sus responsabilidades” y que “nada sería peor que el inmovilismo”.

Señaló que “se trata de dar a las empresas el poder de negociar con los representantes del personal para que pueda adaptarse” a las condiciones en las que operan, y eso con “unos derechos laborales que se confirman”.

François Hollande
François Hollande

“Lo que quiero también -dijo- es dar a la vez flexibilidad y seguridad”, es decir, “visibilidad para las empresas, en particular para las pymes que son las que crean empleo” pero también “flexibilidad y seguridad para los trabajadores” que tendrán contratos indefinidos y dispondrán de la nueva Cuenta Personal de Actividad (CPA) que les conferirá derechos para toda su vida laboral.

Preguntado por la hospitalización esta mañana de El Khomri, en un momento crítico para su proyecto de ley, precisó que la ministra había “tenido un accidente doméstico” y aseguró que hoy mismo volverá al trabajo.

El proyecto pretende una flexibilización del mercado laboral y para ello, entre otras cosas, transfiere a la empresa buena parte de la responsabilidad para la negociación de cuestiones de organización como el tiempo de trabajo o la remuneración de las horas extraordinarias, en lugar de la negociación sectorial.

Los sindicatos consideran que eso debilita la posición de los trabajadores a la hora de negociar y son muy críticos con el establecimiento de nuevos motivos para justificar los despidos económicos (como cuatro trimestres consecutivos de caída de los ingresos) y los límites a las indemnizaciones que tienen que pagar las empresas cuando echan a sus empleados.

EFE