La aportación que ha hecho Europa a la crisis de los refugiados no es muy grande, teniendo en cuenta sus posibilidades y su número de habitantes, según la canciller alemana, Angela Merkel. Agregó que el reto central es ser consecuente con los valores y las obligaciones europeas.


Angela Merkel

La aportación que ha hecho Europa a la crisis de los refugiados no es muy grande, teniendo en cuenta sus posibilidades y su número de habitantes, según la canciller alemana, Angela Merkel.

Merkel, en una entrevista que publica el diario regional “Südwest Presse” en su edición digital, recuerda que países con menores posibilidades económicas y menos habitantes han asumido una carga mayor que la que hasta ahora ha asumido Europa.

“Jordania alberga cerca de un millón de refugiados con los 6,5 millones de habitante, Líbano 1,5 millones de refugiados con menos de 5 millones de habitantes y en Turquía hay 2,5 millones de refugiados con 70 millones de habitantes”, dice Merkel.

“Mientras un continente como Europa, con 500 millones de habitantes, no haya recibido ni siquiera un millón de sirios esta aportación, teniendo en cuenta nuestro bienestar y nuestras condiciones de vida, no puede decirse que sea demasiado grande”, agrega.

“¿Podemos seguir hablando de derechos humanos y de solidaridad si no acogemos a los sirios e iraquíes que no se suman al Estado Islámico sino que buscan protección entre nosotros?”, se pregunta Merkel.

La política de refugiados de Merkel ha sido blanco de críticas de los sectores conservadores de su propio partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU) y de su ala bávara la Unión Cristianosocial (CSU).

Además, la crisis de los refugiados ha sido explotada por un nuevo partido populistas de derechas, la Alternativa por Alemania (AfD).

EFE