El ministro portavoz nipón, Yoshihide Suga, afirmó hoy que Tokio "continúa preparado para promover relaciones de mutuo beneficio" con el gigante asiático, con el objetivo de contribuir a la paz y la prosperidad en la región Asia-Pacífico y en el resto del mundo.


Vista aérea de una ciudad inundada en el condado de Pingyang después del paso del tifón Soudelor / EFE

El Gobierno de Japón insistió hoy en su voluntad de estrechar los lazos con China, después de que Pekín acusara a Tokio de practicar un “doble juego” en las relaciones entre las dos principales potencias de Asia.

“Japón siempre mantiene abierta la puerta al diálogo”, señaló el portavoz al ser preguntado en rueda de prensa por las declaraciones realizadas hoy por el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, de las que se desprende una crítica hacia el país vecino.

Actualmente hay “poco espacio para el optimismo” en las relaciones entre China y Japón, afirmó Wang, quien añadió que los líderes japoneses “por una parte dicen cosas bonitas, pero por el otro lado crean problemas a China”, lo que definió como “un típico caso de doble juego”.

El ministro subrayó que China y Japón son dos países vecinos con una “tradicional amistad” con potencial de mejoría, aunque añadió que para ello “hay que curar la enfermedad”.

El portavoz nipón, por su parte, también señaló que “todos los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) deben atenerse a los principios de libertad, democracia e imperio de la ley”.

Aunque no señaló de forma directa a China, afirmó que “ningún país debería intentar cambios en el statu quo por la fuerza y de forma unilateral”, algo de lo que Tokio ha acusado a Pekín por sus actos en las islas Spratly, cuya soberanía se disputan varios países de la región.

China y Japón atraviesan más de tres años de relaciones diplomáticas casi paralizadas, debido al contencioso territorial por la soberanía de las islas de Diaoyu/Senkaku, en el mar de China Meridional, y por las cicatrices aún no cerradas de la guerra que ambos libraron entre 1937 y 1945.

EFE