El festival Estéreo Picnic de Bogotá abrió hoy su edición de 2016 consolidado como uno de los principales espacios musicales de América Latina, con un cartel que encabezan en esta jornada los británicos Mumford & Sons y los australianos Tame Impala.


El festival Estéreo Picnic de Bogotá abrió hoy su edición de 2016 consolidado como uno de los principales espacios musicales de América Latina

La misma esencia ecléctica del festival estará representada hoy, ya que la banda británica alberga en su propio sonido ritmos pop, rock y folclóricos que han ido evolucionando a lo largo de sus nueve años de carrera.

sin pasar por el estudio desde 2010, cuando grabaron “The Wedding Band”, la agrupación repasará algunos de sus temas más conocidos como “Little Lion Man”, “Hopeless Wanderer” o “I Will Wait” en el penúltimo concierto de la jornada, alrededor de la medianoche.

Antes subirá a uno de los tres escenarios del gran campo de conciertos que crea el Estéreo Picnic el rock psicodélico de Tame Impala, una de las bandas que ha conseguido cerrar un sonido más original en los últimos años.

Los clásicos Bad Religion, el grupo de punk fundado en 1979 en California (Estados Unidos), también tendrán su hueco en una jornada cuya fiesta la cerrará ya en la madrugada Die Antwoord.

Su “electro-rap” parece lo más adecuado para concluir una fiesta que se promete larga y que tendrá sus réplicas mañana y este sábado, con otras bandas como Noel Gallagher’s high flying birds, Of monsters and men, Alabama Shakes, Snoop Dog o Gabriel Garzón-Montano.

Sin embargo, en este primer día tienen que competir con el omnipresente concierto de The Rolling Stones, que la noche de este jueves también trae su rock a la capital colombiana.

Como gran novedad, el Estéreo Picnic cuenta este año con un escenario para que las personas sordas “sientan” la música a través de los otros sentidos.

El espacio, que tendrá la forma de una oreja, interpreta los sonidos y los traduce en otros estímulos que sean diferentes, como por ejemplo con el tacto, la luz y las sensaciones.

EFE