Cerca de 438 ciudades salieron a protestar contra el gobierno de Dilma Rousseff y miles de manifestantes levantaron carteles contra Lula da Silva por su escándalo de corrupción. Crédito: AFP