Tras un informe de amenaza emitido por Kim Jong-un indicó que tiene la capacidad de dejar en cenizas el corazón de Nueva York.


“Nuestra bomba de hidrógeno es mucho más grande que la desarrollada por la Unión Soviética”, señaló este domingo el medio estatal norcoreano DPRK Today.

“Si esta bomba H llegara a ser montada en un misil balístico intercontinental y cayera en Manhattan, en la ciudad de Nueva York, todas las personas morirían inmediatamente y la ciudad quedaría en cenizas”, agregó el informe, citando a Cho Hyung, un científico local, consigna The Washington Post.

“La bomba H desarrollada por la Unión Soviética fue capaz de romper ventanas de edificios a mil kilómetros de distancia, y el calor era lo suficientemente fuerte como para causar quemaduras de tercer grado a cien kilómetros de distancia”, indicó la dictadura de Kim Jong-un.