El británico, tres veces campeón del mundo de Fórmula Uno y defensor del título, dijo que el coche parece "mejor que el del año pasado desde una perspectiva de rendimiento y fiabilidad", por lo que el equipo Mercedes puede estar "realmente orgulloso" del trabajo realizado durante el invierno.


Lewis Hamilton.

En declaraciones facilitadas por el equipo Mercedes, Hamilton consideró que el balance los test es “increíble”, “el mejor” que él recuerda a lo largo de su carrera, y valoró positivamente la evolución del coche.

“Parece mejor incluso que el del año pasado desde una perspectiva de rendimiento y fiabilidad. Podemos estar orgullosos de lo que hemos construido durante el invierno”, recalcó.

El británico, dominador del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno los dos últimos años -también ganó en 2008-, destacó que, pese a los éxitos recientes, en la fábrica “todo el mundo sube cada temporada el nivel de exigencia”. “Sé que los chicos y chicas seguirán trabajando en busca de los mejores resultados, así que los pilotos tenemos que salir a la pista a terminar el trabajo”, indicó.

Lewis Hamilton explicó asimismo que, al igual que los ingenieros, él persigue la “perfección”.

“Sé que todavía puedo conseguir más cosas”, apuntó, “aunque la competencia será más dura que nunca este año”.

Por su parte, el alemán Nico Rosberg consideró que los “deberes están hechos” y auguró que éste será “un gran año” para Mercedes.

“Sabemos que Ferrari está ahí y que, quizás, también otras escuderías, pero es bueno tener competencia. Creo que, con el equipo que tenemos, ellos seguirán estando por detrás”, sentenció. EFE