El guardacostas GC- 28 Prefecto Derbes detectó este lunes al buque Lu Yuan Yu 10 pescando a la altura de la sureña ciudad de Puerto Madryn, dentro de la Zona Económica Exclusiva Argentina del océano Atlántico


Según informó el Ministerio de Seguridad argentino en un comunicado, se puso entonces en marcha un protocolo de disuasión para que el pesquero detuviera su marcha y los guardacostas pudieran abordar el buque chino.

“En primer término se efectuaron reiteradas llamadas por radiofrecuencia (en español y en inglés) y se realizaron señales sonoras y visuales para hacer contacto con el mismo”, precisa el comunicado.

Pero, según las autoridades argentinas, el buque apagó sus luces de pesca e inició su huida hacia aguas internacionales, sin responder a los permanentes llamados.

De acuerdo al comunicado, ante la negativa del buque para ser abordado, se efectuaron disparos intimidatorios, que tampoco lograron detenerlo.

“En distintas oportunidades, el buque infractor realizó maniobras tendientes a colisionar al guardacostas de la Prefectura poniendo en riesgo no sólo la vida de la tripulación del pesquero, sino también la del personal de la institución, por lo que se ordenó disparar a distintos sectores del buque logrando ocasionar averías al mismo”, informó el Ministerio de Seguridad.

Finalmente el capitán del barco chino detuvo hoy la navegación ya que el buque comenzaba a hundirse, por lo que la tripulación lo abandonó.

El guardacostas de Prefectura, que en el procedimiento actuó con el apoyo de un avión de esa fuerza de seguridad, se acercó al pesquero para asistir a los tripulantes.

Parte de la tripulación abordó uno de los otros dos buques pesqueros que estaban en la zona escoltando al barco averiado.

Otros cuatro tripulantes se arrojaron al mar, entre ellos el capitán, y fueron rescatados por el guardacostas Derbes.

En el caso interviene el juez federal de la ciudad argentina de Rawson, Hugo Sastre, quien en declaraciones al canal TN precisó que el guardacostas Derbes se dirigía en la tarde de hoy hacia Puerto Madryn.

“Llegarían mañana, miércoles, a media mañana, si las condiciones climáticas así lo permiten, para luego tener yo contacto con ellos (los tripulantes del pesquero) y tomarles declaración”, señaló el magistrado.

El juez afirmó que el pesquero desoyó las órdenes de la Prefectura y puso en “riesgo tanto la vida y bienes del propio buque chino como al personal y al barco de la Prefectura argentina”.

Sobre el incidente han sido notificados ya la Cancillería argentina y el consulado de China en Buenos Aires. EFE