La Policía de Berlín descartó que haya más explosivos en el lugar donde murió un conductor al estallar supuestamente una pequeña bomba en el interior de su vehículo, sin que por el momento se conozcan las causas del suceso.


Berlín destina 200 millones a centros de asilo seguros para mujeres y niños

A través de su cuenta en Twitter, la policía de la capital alemana explicó que una comisión especial se ha hecho cargo de la investigación sobre el terreno, donde se siguen recogiendo pruebas.

Las fuerzas de seguridad informaron a los vecinos de la zona incluida en el perímetro de seguridad establecido que ya ha concluido el trabajo de los artificieros y que pueden salir a los balcones y ventanas de sus casas si lo desean, tras la alerta dada tras la explosión.

Según las primeras investigaciones, la explosión se produjo cuando el coche estaba en marcha y el vehículo volcó.

El conductor, del que no se ha facilitado la identidad por el momento, murió debido a las heridas sufridas.

Las fuerzas de seguridad mantienen acordonada la zona, situada en el oeste de la capital.

EFE