mario7
Descargar el Audio

Mario Ferreiro manifestó que si bien la decisión de la Junta Municipal de prohibir a los limpiavidrios es “parte del proceso democrático” la ordenanza tiene un cumplimiento complicado y se debe analizar muy bien cómo implementarla . “Lastimosamente no tuvimos la mayoría necesaria”.


“Hay una serie de elementos más complejos que van tener que pasar necesariamente por un trabajo social por parte del Estado y la municipalidad”, expresó el intendente.

“La municipalidad no tiene capacidad represiva, no tiene comisarias para apresar gente ni policía armada para disparar gente. Tendrán que trabajar el ministerio del Interior, la Policía Nacional y los Tribunales de la República”.

Mencionó que la decisión no afectará al programa de actividades que lleva la dirección del Área Social.

Ferreiro insistió en que se debe buscar la el camino a la solución real del problema.

“Nosotros pretendíamos generar un diálogo serio entre todos los estamentos involucrados y a partir de ahí poder salir con una respuesta concreta a esta problemática. Estamos contrarreloj haciendo cumplir una especie de arreo callejero que todavía no puedo concebir como sería. ¿Sería en camiones? ¿Se recogería a las personas en patrulleras? ¿Se pondría de vuelta la Caperucita Roja? No entiendo muy bien cómo sería el sistema…”