congreso3
Descargar el Audio

La asamblea plenaria del Congreso Judío Mundial, que celebra por primera vez una sesión especial en Buenos Aires, alzó este miércoles su voz en defensa de Israel y condenó todo acto de boicot, antisemitismo y terrorismo en una jornada donde, además, otorgó un premio al presidente paraguayo, Horacio Cartes.


La cita, inaugurada en la noche de este martes por el presidente argentino, Mauricio Macri, congrega a unos 400 delegados de 67 comunidades judías de todo el mundo que aprobaron una serie de resoluciones, entre ellas, una de condena al denominado “movimiento de boicot, la desinversión y sanciones” contra el Estado de Israel.

Además, el más alto órgano de decisión internacional de la comunidad judía organizada aprobó por unanimidad habilitar a Ronald Lauder a desempeñarse por tercer mandato consecutivo como presidente del Congreso Judío Mundial (CJM).

Uno de los puntos salientes de la jornada ha sido el otorgamiento del premio Shalom al presidente de Paraguay por su “aporte a la paz social” y su promoción al “diálogo entre los pueblos”.

Cartes manifestó profunda admiración al pueblo judío en acto de reconocimiento.
Cartes manifestó profunda admiración al pueblo judío en acto de reconocimiento.

Cartes se mostró emocionado al recibir el galardón y recordó los valores que, en su opinión, unen al pueblo paraguayo con el israelí, comprometidos, aseguró, con la “revalorización de los derechos humanos, la tolerancia y el respeto por las diferencias”.

El mandatario paraguayo recordó la historia de “dolores y sacrificios” del pueblo judío, que “no se doblegó ni ante la locura del genocidio nazi”, y apuntó que sus gentes “han sabido aportar a la humanidad valor, inteligencia y capacidades” de generación en generación.

Otro de los invitados a la sesión fue el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, quien repasó los retos de los gobiernos latinoamericanos en una conferencia en la que advirtió de las fuerzas fundamentalistas en Oriente Medio que ponen en peligro los valores democráticos.

En tanto, en su discurso ante la asamblea general, Ronald Lauder llamó a confrontar enérgicamente a los antisemitas dondequiera que se manifiesten y prometió combatir el “movimiento anti-Israel de boicot, desinversión y sanciones”.

“Vamos a responder a las mentiras en internet y en los medios de comunicación con la verdad. Recuerden algo importante: nosotros no somos los judíos de la década de 1930. Tenemos influencia, tenemos un gran poder y enormes recursos. Y tenemos una creatividad que es la envidia del mundo. Tengo la intención de utilizar todo en nuestro arsenal, y no me voy a callar”, aseguró.

Lauder acusó además a las Naciones Unidas de no estar a la altura de sus propios principios y de haberse convertido en una “cloaca de antisemitismo”.

En una de las resoluciones adoptadas por los delegados, reprobaron toda acción que busque “deslegitimar el Estado de Israel”, a las que tacharon de “manifestaciones de discriminación antisemita contra el único país verdaderamente democrático en Oriente Medio”, perjudiciales para “cualquier esfuerzo genuino por la paz en la región”.

Los delegados también analizaron la amenaza que supone el terrorismo internacional para las comunidades judías y aprobaron una resolución de condena a toda actividad realizada por terroristas “en contra de civiles e instituciones en todo el mundo”. EFE