En la previa del encuentro entre Trujillanos y San Pablo, por la cuarta fecha del Grupo 1 de la Copa Libertadores, la organización venezolana anunció el himno nacional de Brasil, pero de repente comenzó a sonar el argentino. Los jugadores paulistas se dieron cuenta inmediatamente y quedaron en silencio hasta el final.