La reaparición del suizo Roger Federer tras la intervención quirúrgica a la que fue sometido en una rodilla el pasado 2 de febrero es el principal reclamo del torneo de tenis de Miami, que en su página web da la bienvenida al ganador de 17 torneos de Grand Slam.


La reaparición de Roger Federer, principal reclamo en el torneo de Miami.

Pese a que el regreso de Roger Federer no estaba previsto hasta el torneo de Montecarlo, cita que se disputa sobre arcilla y que inicialmente no estaba incluida en su calendario, el director del torneo de Miami, Adam Barrett, confirmó que el helvético competirá en el segundo Masters 1.000 de la temporada entre el 23 de marzo y el 1 de abril.

“Estamos encantados de que el regreso de Roger al tenis se produzca en Miami”, dijo el dirigente en declaraciones recogidas en la cuenta de Facebook del evento. “Nuestros aficionados estarán felices de poder ver en persona al ganador de 17 títulos de Grand Slam y campeón del torneo en dos ocasiones”, agregó.

Ausente el pasado año en Crandon Park, Roger Federer volverá a competir dentro de unos días en ese escenario tras haber causado baja en las últimas semanas en Rotterdam, Dubai e Indian Wells.

El tercer mejor jugador del circuito masculino, que para este año ya había planeado un calendario de competición reducido, se mantiene alejado de las pistas desde su derrota en las semifinales del Abierto de Australia.

Federer se lesionó el menisco un día después de su eliminación en Melbourne ante el serbio Novak Djokovic, según informó a través de las redes sociales en su momento. Ese mismo medio fue el que utilizó para compartir con sus seguidores el proceso de recuperación.

El jugador de Basilea, de 34 años, no empezó a ejercitarse en una cancha de tenis hasta el pasado 23 de febrero.

Tres días después anunció su renuncia al torneo de Indian Wells, primer Masters 1.000 de la temporada que se celebra sobre cemento, y su decisión de inscribirse en el torneo de Montecarlo.

Aunque su reaparición estaba prevista para entonces, ésta se producirá la próxima semana en Miami, donde partirá como tercer favorito, tras el serbio Novak Djokovic y el británico Andy Murray.

Ese evento se disputa sobre pista dura, superficie sobre la que se entrenó desde su lesión de rodilla. EFE