Las tres instituciones intergubernamentales europeas más importantes sobre derechos humanos -dependientes de la Unión Europea (UE), la OSCE y el Consejo de Europa- exigieron hoy responder con contundencia a los ataques xenófobos contra migrantes, solicitantes de asilo y refugiados.


La situación de la democracia, en Europa es muy difícil por las actuales crisis institucionales, migratorias o terrorista

Con motivo del Día internacional para la eliminación de la discriminación racial, la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia del Consejo de Europa (Ecri), la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE (FRA) y la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE (ODIHR) hicieron un llamamiento conjunto.

“En el momento en el que Europa se enfrenta a la mayor crisis migratoria desde la II Guerra Mundial, la eliminación de la discriminación racial es una prioridad como nunca antes lo ha sido”, indica el director del FRA, Michael O’Flaherty, en un comunicado.

“Nuestro continente tiene que erradicar todo vestigio de la exclusión y la marginación si queremos estar a la altura del desafío. Los tratados internacionales para combatir el racismo proporcionan la necesaria hoja de ruta”, agrega.

Los directores de las tres instituciones solicitan que los Gobierno y las autoridades estatales cumplan con sus obligaciones internacionales y que los políticos no permitan que un lenguaje cargado de hostilidad contra los diferentes se acomode en la sociedad.

“El discurso del odio enraizado en la hostilidad a la diversidad étnica, religiosa y cultural se expresa cada vez más abiertamente, no sólo por grupos extremistas, sino también por políticos de todo el espectro político y en los medios sociales”, critican estas tres instituciones.

“Tal retórica alimenta la intolerancia hacia las minorías étnicas y religiosas, por lo que la acción inmediata y decidida de los gobiernos y autoridades estatales es cada vez más urgente”, demandan.

Ecri, FRA y ODIHR lamentan que en algunos países ha habido un marcado aumento en los ataques contra los refugiados, solicitantes de asilo y migrantes, algunos de los cuales han sido mortales.

EFE