El seleccionado ecuatoriano Michael Arroyo dijo hoy confiar en la fortaleza que alcanzó el equipo para encarar el partido del próximo jueves contra Paraguay, en Quito, al margen de las bajas sensibles causadas por las lesiones.


Entrenamiento de los jugadores de la selección ecuatoriana de fútbol.

“Son cosas que pasan, pero hay muy buenos jugadores para que los puedan reemplazar”, resaltó Arroyo en declaraciones a periodistas, en relación a las ausencias de Miller Bolaños, Felipe Caicedo, Jorge Guagua y Pedro Larrea, todos ellos por lesiones.

El centrocampista Christian Noboa aseguró, de su lado, que “es difícil cuando un jugador se lesiona y ahora son cuatro, pero la selección ha demostrado tener jugadores y cambios”.

Las lesiones han afectado a Ecuador en decisivos partidos de las eliminatorias sudamericanas, como sucedió el año pasado en los duelos frente a Uruguay y Venezuela, cuando no estuvieron Antonio Valencia, Enner Valencia, Renato Ibarra y Michael Arroyo.

Justamente ellos han regresado ahora a la concentración de la “Tricolor”, tras ser convocados por el seleccionador nacional, el argentino boliviano Gustavo Quinteros.

Pese a las ausencias, Ecuador ha logrado conservar el invicto en las cuatro primeras jornadas de las eliminatorias suramericanas, al sumar igual número de victorias que lo tienen de líder con 12 puntos y con la esperanza, según los jugadores, de “seguir sumando”.

“Queremos hacer respetar el estadio Atahualpa (de Quito), hacernos muy fuertes de locales y, cuando nos toque de visitante, también debemos mantener la convicción de sacar los tres puntos”, remarcó Renato Ibarra. EFE