El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, anunció que un gabinete de crisis del Gobierno acordó desplegar a 1.600 policías y gendarmes adicionales en el país, que está en estado de emergencia tras los atentados del 13 de noviembre de 2015 que causaron 130 muertos y más de 300 heridos.


Francia aumentó hoy las medidas de seguridad con el refuerzo del control de las fronteras

Francia aumentó hoy las medidas de seguridad con el refuerzo del control de las fronteras y las infraestructuras de transporte aéreo, marítimo y terrestre tras los atentados que han costado la vida a al menos 21 personas en Bruselas.

El despliegue de esos agentes, según indicó al término de la reunión del gabinete de crisis en el Elíseo, está destinado a reforzar el control de las fronteras y las infraestructuras de transporte aéreo, marítimo y ferroviario.

El ministro recordó que la movilización de Francia ya se había elevado tras los ataques de mediados de noviembre, tras los que se destinaron a 5.000 policías y gendarmes al control de las fronteras, “particularmente las del norte”.

En total, según sus datos, 220 puntos son objeto de controles, 42 de ellos de forma “sistemática y permanente”, y desde hace cuatro meses se ha controlado a seis millones de personas y se ha impedido la entrada al territorio nacional a 10.000 individuos.

Tras el arresto el pasado viernes en Bruselas del yihadista al que se atribuye la autoría logística de los atentados de París, Salah Abdeslam, el Ejecutivo pidió reforzar el conjunto del dispositivo, algo que también se hizo hoy después de los nuevos ataques.
https://www.youtube.com/watch?v=YgWhKbZpCaA
El Gobierno señaló que el acceso a las zonas comunes de las infraestructuras de transporte, donde patrullas militares van a ayudar a los agentes ya desplegados, solo se permitirá a las personas con billete y/o con un documento de identidad.

“Estos últimos acontecimientos muestran la importancia de poner en marcha cuanto antes las peticiones efectuadas a la Unión Europea para reforzar la coordinación y la lucha antiterrorista”, dijo Cazeneuve.

Entre ellas, que Europa se dote de un registro de datos de pasajeros (PNR), que refuerce las modalidades de control en el seno del espacio Schengen, que los ficheros sobre criminales se conecten al sistema de información Schengen y que una “task force” de lucha contra los documentos falsificados pueda intervenir “sin demora”.

“Es esencial mantener una movilización y una vigilancia a la altura de la amenaza particularmente fuerte a la que nos enfrentamos y reaccionar con sangre fría, lucidez y reactividad en todos los asuntos”, subrayó.

El titular francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, añadió en otro comunicado que tras una conversación telefónica con su homólogo belga, Didier Reynders, Francia y Bélgica han decidido “aumentar su coordinación en materia de lucha contra el terrorismo”.

EFE