El servicio antiterrorista holandés (NCTB) investiga las circunstancias del supuesto traslado desde Turquía a Holanda de Ibrahim el Bakraoui, uno de los kamikazes del atentado terrorista en el aeropuerto internacional de Bruselas, informa hoy la televisión holandesa Nos.


brahim el Bakraoui

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo el miércoles que ese país detuvo y expulsó a Holanda en verano pasado a uno de los yihadistas que cometieron el martes los atentados de Bruselas, que varios medios identificaron como Ibrahim el Bakraoui.

Erdogan aseguró que tanto Holanda como Bélgica fueron avisadas de que era un “combatiente extranjero”.

El Bakraoui fue supuestamente enviado a Holanda a petición propia, después de que Bélgica no lograra hallar una vinculación con el terrorismo, según dijo Erdogan.

El jefe de la policía holandesa, Erik Akerboom, dijo a Nos que todavía quedan muchas cuestiones por responder sobre ese traslado.

“Necesitamos establecer los hechos. Algunos hablan de deportación, otros dicen que fue devuelto. Son dos cosas diferentes”, señaló.

Por su parte, el profesor de la universidad de Leiden, Edwin Bakker, señaló a la NRC que todo depende de la información que Turquía transfirió, informa el portal de noticias Dutchnews.

“Si dijeron que era un combatiente de Siria, se ha cometido un gran error. Pero no puedo creer que en ese caso, (las autoridades del aeropuerto de) Schiphol le dejaran marcharse sin avisar”, dijo este experto.

El abogado Andre Seebregts, que ha representado a distintos yihadistas, indicó al mismo periódico que mucha gente es enviada a Holanda o Bélgica desde Turquía.

A su vuelta, precisó, no son detenidos, pero si visitados por un servicio de seguridad para obtener más información sobre las razones de su vuelta.

El ministro belga de Justicia, Koen Geens, dijo por su parte el miércoles que Bélgica desconocía los vínculos de Ibrahim el Bakraoui con el terrorismo cuando fue “reenviado probablemente a la frontera siria” por Turquía.

En declaraciones a la cadena VRT, Geens recalcó que “no hubo una extradición” de Ibrahim el Bakraoui a Bélgica, sino que se trataría más bien de “un reenvío a la frontera siria por parte de Turquía”.

Geens dijo no saber con certeza si Bélgica estaba al tanto de esta operación, ni su gabinete pudo precisar tampoco por qué El Bakraoui fue deportado a Holanda.

Según el diario “Standaard”, El Bakraoui fue condenado a nueve años de prisión en 2011 por robo a mano armada y puesto en libertad condicional en 2014 en Bélgica.

Tras su liberación, de nuevo fue buscado por las fuerzas de seguridad porque no había respetado las condiciones de la misma, según la Agencia Belga.

En los atentados del martes en Bruselas murieron al menos 31 personas y 300 resultaron heridas. EFE