El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, destacó que su visita a Japón tiene como principales objetivos profundizar las relaciones comerciales entre ambos países y también ensalzar los lazos históricos que comparten Tokio y Asunción.


Eladio Loizaga, canciller nacional.

“La relación bilateral es muy próspera y está en un nivel muy alto”, aseguró a Efe Loizaga, que se encuentra en el curso de una visita de seis días al país asiático que durará hasta el 27 de marzo.

El ministro de Relaciones Exteriores paraguayo se reúne hoy mismo en la capital japonesa con su homólogo nipón, Fumio Kishida, al que quiere expresar el deseo de Mercosur de retomar las conversaciones con Tokio para la firma de un acuerdo de libre comercio.

Estas conversaciones entre Japón y el grupo que conforman Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela y Bolivia (en proceso de adhesión) “llevan paradas dos años”, señaló Loizaga, que destacó la importancia de potenciar el acercamiento entre ambos bloques.

“Queremos iniciar una nueva etapa en Mercosur que pase por potenciar la libre circulación de bienes y queremos hacerle llegar a Japón ese mensaje”, afirmó el canciller.

Su visita también sirve para encarar la celebración este año de los 80 años de la primera migración nipona a Paraguay, donde el primer colectivo se asentó en agosto de 1936 en la colonia de La Colmena, en el departamento de Paraguarí, a unos 135 kilómetros de Asunción.

“Esta emigración japonesa ha contribuido enormemente al desarrollo agrícola y de las comunidades locales, y estas gentes, que hoy están plenamente integradas en la sociedad paraguaya, ocupan además espacios muy importantes en los sectores privado y público”, según el titular de Exteriores paraguayo.

La cooperación también centra el viaje de Loizaga, que hoy se reunió en Tokio con el presidente de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Shinichi Kitaoka.

“Hemos revisado proyectos en marcha en materia de potabilización de agua en determinadas regiones y también la cooperación en el campo de la salud pública, por ejemplo, en lo que se refiere a asistencia primaria de los más vulnerables en Paraguay”, señaló el canciller.

Durante el encuentro, apuntó, también se analizó la evolución del proyecto para construir la carretera entre Natalio (en el departamento de Itapúa) y Cedrales (Alto Paraná), que se suscribió en 2014 durante la visita del presidente Horacio Cartes a Japón.

En la agenda de Loizaga también hay una visita prevista este viernes a la localidad de Fukuyama (en el oeste de Japón), donde tiene su sede el astillero Tsuneishi, que tiene instalaciones en la localidad paraguaya de Villeta, en la frontera con Argentina.

“La presencia de Tsuneishi en Paraguay creo que ha brindado excelentes resultados. Tenemos la tercera flota fluvial del mundo”, apostilló Loizaga, “y Tsuneishi ha colaborado enormemente a la hora de lograr esto y de crear también empleo en la región”. EFE